Ideal

Una psicóloga católica compara a los gays con los drogadictos

Maria José Vilaça.
Maria José Vilaça.
  • "Es como tener un hijo drogadicto, no voy a decir que es bueno", dijo al ser preguntada por su reacción si un hijo suyo se declarase homosexual

Las declaraciones de un psicóloga portuguesa que dijo a una revista que tener un hijo homosexual "es como tener un hijo drogadicto" han desatado la polémica en Portugal, donde colegas de profesión y colectivos homosexuales han criticado sus palabras.

La autora de la polémica es Maria José Vilaça, presidenta de la Asociación de Psicólogos Católicos de Portugal, quien dijo a la revista "Familia Cristiana" que esa preferencia sexual "no es natural".

"Acepto a mi hijo, lo amo tal vez hasta más, porque sé que vive de una forma que sé que no es natural y que le hace sufrir. Es como tener un hijo drogadicto, no voy a decir que es bueno", dijo al ser preguntada por su reacción si un vástago suyo se declarase homosexual.

Sus palabras fueron rechazadas por el Colegio de Psicólogos Portugueses (OPP), que en un comunicado consideró "de extrema gravedad" las declaraciones de Vilaça y anunció que pedirá que se abra una investigación al respecto.

Esta decisión, agregaron sus colegas, se toma tras las "decenas de quejas" recibidas por el hecho de que la psicóloga emitiera su opinión "hablando a título profesional".

Los comentarios de Vilaça, agregó la OPP, "no presentan ningún tipo de base científica" y "contrarían la defensa de los derechos humanos, de la evolución y el equilibrio social, y dificultan la afirmación de los psicólogos en la sociedad".

También se mostraron en contra homosexuales católicos agrupados en la Asociación Rumbos Nuevos, que consideraron "desafortunadas" las declaraciones de la psicóloga, aunque resaltaron que sus palabras apelan "a la acogida y amor de los padres" hacia el hijo gay.

"Sin estar de acuerdo con parte del contenido y considerando desafortunado el ejemplo encontrado, tomamos nota del llamamiento a acoger y del amor de los padres por cualquier hijo o hija que sea homosexual, aun si no están de acuerdo con esa orientación sexual", apuntó la organización en una nota.

En este mismo sentido, la propia Vilaça intervino en la polémica en Facebook, donde argumentó que "la drogadicción es apenas un ejemplo de comportamiento que a veces lleva a los padres a rechazar al hijo".

"No es una comparación sobre la homosexualidad sino sobre la actitud ante ella", insistió la psicóloga.