Ideal

Un turista destruye una estatua de 400 años al intentar hacerse un selfie

Un turista destruye una estatua de 400 años al intentar hacerse un selfie
  • Según los expertos, el daño hecho es irreversible

San Miguel acabó por los suelos por un selfie. 400 años de historia destrozados. En un segundo. Ocurrió en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa, en Portugal. Un turista brasileño intentó hacerse un selfie con una escultura de San Miguel y mientras se colocaba, esta acabó en el suelo hecha pedazos.

Otro turista que estaba en la sala, Nuno Miguel Rodrigues, en ese momento sacó las imágenes y las publicó en su perfil de Facebook. El joven escribió: "Es el precio que se debe pagar por entradas gratuitas el primer domingo de cada mes".

El subdirector del museo, Jose Alberto Seabra Carvalho, ha dicho: "Llevo muchos años trabajando en el museo y no recuerdo que nunca haya pasado nada similar".

Según los expertos, el daño hecho a la estatua es irreversible.