Ideal

La suegra que se ganó el odio de su nuera para la eternidad

La suegra que se ganó el odio de su nuera para la eternidad
  • Emily Yoffe había tomado una decisión junto con su marido pero una intromisión en toda regla de su suegra le provoca un disgusto que no olvidará

Emily Yoffe es una mujer que no olvidará nunca el disgusto que le provocó su propia suegra. En algunos lugares aseguran que incluso “la odiará toda su vida”. El motivo no fue otro que una intromisión en toda regla durante su periodo de gestación. Ella no quería conocer el sexo de su bebé hasta el mismo momento de su nacimiento, todo lo contrario a la madre de su marido.

En una carta enviada al consultorio ‘Dear Prudence’, la mujer se muestra “muy triste” y cuenta la que ha sido “la peor experiencia” de su vida. “El equipo médico sabía de nuestra decisión de no saber el sexo del bebé. Después de una de las ecografías me sorprendió ver a mi suegra en la oficina con una sonrisa de oreja a oreja. Días más tarde nos felicitaron miembros de la familia por la niña que íbamos a tener”, narra.

Al parecer, la mujer tenía amistad con un sujeto que trabajaba en la clínica donde asistían periódicamente su hijo y su esposa. Ahora, el matrimonio ha tomado la determinación de no comunicar la fecha del parto a sus familiares. Sabrán del alumbramiento toda vez que regresen a casa con la pequeña.