Ideal

Una brutal pelea entre pasajeros en un avión de Ryaniar obliga a desviar el vuelo

  • Según se aprecia en el vídeo grabado por un pasajero, varios hombres comenzaron discutiendo en el pasillo del avión para después agredirse físicamente de forma muy violenta ante el estupor del resto de viajeros

Un avión de Ryanair que cubría la ruta entre Bruselas y Malta se ha visto obligado a desviarse después de que estallase una pelea entre varios de sus pasajeros en pleno vuelo, según informa este domingo el periódico belga Het Nieuwsblad.

El suceso, que se ha conocido hoy, tuvo lugar este jueves, a bordo de una aeronave que había despegado del aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem con destino a Malta cuando varios pasajeros se enzarzaron a puñetazos durante varios minutos por causas que se desconocen.

Según se aprecia en el vídeo grabado por un pasajero, varios hombres comenzaron discutiendo en el pasillo del avión para después agredirse físicamente de forma muy violenta ante el estupor del resto de viajeros. La tripulación de cabina intervino para rebajar la tensión y el piloto llamó a la calma a través de la megafonía, pero ante la situación decidió desviarse de la ruta prevista y hacer escala en la ciudad italiana de Pisa. Cuatro pasajeros fueron obligados a bajar del avión y arrestados en el aeropuerto italiano.

"Esto es totalmente inaceptable", se oye decir en el vídeo al piloto, que se dirige a los protagonistas del incidente a través de la megafonía poco después de que las azafatas anunciasen el desvío y pidiesen a los pasajeros regresar a sus asientos y abrocharse el cinturón.

Tras el incidente la compañía afirmó que "no toleran tal comportamiento en sus vuelos" y que "la seguridad de sus pasajeros y personal es su primera prioridad", en declaraciones recogidas por Het Nieuwsblad.

No es la primera vez que un vuelo tiene que desviarse por una pelea a bordo: en 2013 dos cazas escoltaron un avión Pakistan International Airlines que cubría la ruta Lahore (Pakistán)- Manchester (Reino Unido) después de que tras una fuerte pelea dos hombres intentasen entrar en la cabina del aparato y el piloto decidiese desviar el vuelo a Stansted, cerca de Londres.

China, por su parte, introdujo en febrero una "lista negra" de pasajeros en la que incluye a quienes se comporten de forma violenta, amenacen o insulten al personal del vuelo o provoquen otro tipo de disturbios.