Ideal

Los trucos para limpiar los lugares más difíciles de tu casa

Los trucos para limpiar los lugares más difíciles de tu casa
  • Desde cuchillos que se usan para limpiar los rincones más complicados hasta bastoncillos para los oídos

Nuestra casa es un lugar vital. Ahí podemos pasar muchas horas en soledad o acompañados pero siempre sabemos que podemos recurrir a ella para tener un techo. Sin embargo nuestra casa puede ser un mal aliado para nuestra salud si no la tratamos bien. Y tratarla bien significa limpiarla correctamente. Aquí van algunos consejos.

Si quieres limpiar rejillas de cualquier clase, una buena manera es usar un paño rodeando a un cuchillo de tal forma que nos permita introducirlo por las rendijas y limpiarlo. Al tiempo que si queremos limpiar, por ejemplo, el teclado de un ordenador, algo que llegará a ese rincón inaccesible será el lado del pegamento de un post-it.

Pero aún hay más. Por ejemplo para dejar como los chorros del oro, y nunca mejor dicho, una bañera, si mezclamos jugo de limón y bicarbonato de sodio, los rincones en los que se ha depositado mayor cantidad de suciedad, quedarán como nuevos. Como nuevo puede quedar nuestro coche si usamos un bastoncillo para los oídos y llegamos con él a cualquier hueco.

Hay un truco que no se usa lo suficiente y es el que consiste en coger un tubo de papel higiénico y usarlo de alargador de nuestra aspiradora de tal forma que permita adaptar su boquilla al agujero al que no llegaría normalmente. Y también con la misma aspiradora podremos limpiar nuestra cama de polvo esparciendo primero bicarbonato de sodio y después pasándola.

Estos son algunos de los consejos que se pueden seguir para limpiar el hogar de suciedad indetectable, pero hay más. La mayoría consisten al fin y al cabo en utilizar la imaginación para saber llegar a lugares en los que es imposible poder limpiar fácilmente.