Ideal

Demanda 20 millones a KFC porque el cubo no estaba tan lleno como en la publicidad

Demanda 20 millones a KFC porque el cubo no estaba tan lleno como en la publicidad
  • Explica que el pollo ocupaba apenas la mitad de un cubo y «además, eran piezas pequeñas»

Anna Wurtzburger, de 64 años, ha demandado a Kentucky Fried Chicken por publicidad engañosa. Esta neyorkina segura que aunque el recipiente contenía exactamente el número de piezas que se prometía en la publicidad, el aspecto de su cubo de pollo frito no tenía nada qué ver con el anunciado.

Por tanto, de aquellos 20 dólares gastados, Wurtzburger reclama 20 millones de dólares. En este sentido, alega daños y perjuicios, porque, sostiene, al llegar a casa no pudo soportar la visión de su cubo.

Anna lo explicó así al New York Post. «¿Dónde está el pollo?», se preguntó pensando que su compra le daría para dos comidas. Explica que el pollo ocupaba apenas la mitad de un cubo y «además, eran piezas pequeñas».

Refleja en su denuncia que antes de presentarla llamó al departamento comercial de KFC, donde le dijero que si el pollo sobresalía del cubo en la fotografía era, precisamete, porque se pretendía «que el público pudiera ver el pollo».