Ideal

La Universidad de Barcelona pide a una alumna que no lleve más a su bebé a clase

Alumnos en la Universidad de Barcelona.
Alumnos en la Universidad de Barcelona. / EFE
  • "No tengo con quién dejar a la niña y, actualmente, me han dicho que no venga más con ella porque molesto a mis compañeros. En una clase hay muchos alumnos que también hablan. Cuando venimos es la hora de la siesta y mi bebé no molesta a nadie"

La Universidad de Barcelona (UB) ha pedido a una alumna de la Facultad de Educación, madre de un bebé de 11 meses, que no lleve a su hija a clase porque no está cubierta por un seguro en caso de accidente y se debe respetar el derecho del resto de alumnos a recibir las clases en condiciones óptimas.

Según ha informado un portavoz de la UB, la estudiante, que está en su último curso de Pedagogía, lleva a su bebé a clase porque tiene problemas de conciliación familiar, aunque la universidad le ha ofrecido una evaluación continuada, cambiar fechas de exámenes o de entrega de trabajos. La alumna, Mireia C., ha explicado a BTV que sólo lleva a su hija a clase de las 15.30 a las 17.30 horas, en una franja horaria que el bebé, una niña, suele dormir y porque no tiene a nadie que la cuide, ya que la abuela trabaja hasta las 17.30 horas. La alumna también ha esgrimido que sólo se trata de dos meses hasta completar los 18 créditos que le quedan para acabar el grado.

"No tengo con quién dejar a la niña y, actualmente, me han dicho que no venga más con ella porque molesto a mis compañeros. En una clase hay muchos alumnos que también hablan. Cuando venimos es la hora de la siesta y mi bebé no molesta a nadie", ha asegurado la alumna en declaraciones a la televisión municipal BTV. Sin embargo, la jefa de estudios de la Facultad de Educación le ha comunicado oralmente que no puede asistir con su bebé a la clase porque la normativa de los espacios de docencia indica que sólo pueden asistir las personas matriculadas, los profesores y el personal de administración y servicios, según han confirmado fuentes de la UB.

"El bebé no está asegurado y, si pasa algún problema, tendríamos un problema grave con la responsabilidad civil", ha asegurado un portavoz de la UB, que también ha argumentado que "el resto de alumnos que asiste a clase tiene derecho a recibir la clase en condiciones óptimas". "Además, se tiene que tener en cuenta la opinión de profesores y alumnos y respetar el derecho de todo el mundo", ha dicho el portavoz de la UB en alusión a que ha habido alguna queja por la presencia del bebé en clase.

El portavoz ha insistido que le han ofrecido a la alumna otras posibilidades de conciliación como que se someta a una evaluación única que no requiere la asistencia a clase o cambiarle la fecha de los exámenes o de entrega de trabajos. Sin embargo, la estudiante ha alegado que "una evaluación única representa el triple de trabajo. Yo tengo los mismos derechos que el resto. Hace falta un cambio en la sociedad. En otros países se llevan los niños a trabajar y a estudiar". "Cuando el profesor comunicó la presencia del bebé en clase, la universidad pensó primero en los derechos de todos y en la seguridad de la niña", ha señalado el portavoz de la universidad.