Ideal

Cómo hacerse una autoexploración para detectar el cáncer de mama en 5 sencillos pasos

  • Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, repasamos los consejos de 'Breast Cancer' para autodiagnosticar a tiempo la enfermedad

El Día Mundial Contra el Cáncer de Mama está dejando numerosos homenajes, datos y consejos de todo tipo para ayudar a luchar contra esta enfermedad, una de las más extendidas entre las mujeres de la Unión Europea. Con motivo de esta fecha, repasamos los consejos de 'Breast Cancer', una web especializada en la materia, sobre cómo hacerse una autoexploración para detectar el cáncer de mama en cinco sencillos pasos.

Paso 1:

Delante de un espejo con los hombros rectos y los brazos en las caderas debes mirarte las mamas para comprobar si tienen el tamaño, forma y color normal y si están bien formadas, sin irregularidades ni inflamaciones visibles.

En caso de notar alguno de los siguientes síntomas a simple vista, debe avisarse al médico: formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel, cambio de posición de un pezón o pezón invertido (está metido hacia adentro en lugar de sobresalir), enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación.

Paso 2:

Levantar los brazos frente al espejo y fijarse en las posibles alteraciones de las mamas por los laterales, siguiendo el mismo criterio que en el paso anterior.

Paso 3:

Aún frente al espejo, debes apretarte ligeramente las mamas y fijarte si sale algún tipo de líquido de uno o ambos pezones, tal como sangre, líquido transparente, lechoso o amarillento.

Paso 4:

Acuéstate y pálpate las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente.

Controla la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Sigue algún tipo de patrón para asegurarte de cubrir la mama entera. Puedes empezar con el pezón y avanzar en círculos cada vez mayores hasta llegar al borde exterior de la mama. También puedes mover los dedos verticalmente, hacia arriba y hacia abajo, como si estuvieras cortando el césped. Este movimiento ascendente y descendente suele ser el más utilizado por las mujeres. Asegúrate de palpar todo el tejido mamario, tanto en la parte delantera como en la parte trasera: para palpar la piel y el tejido superficiales, ejerce una leve presión; para llegar al tejido ubicado en la parte media de las mamas, una presión moderada, y para el tejido profundo, una presión firme. Al llegar al tejido profundo, tienes que poder sentir la caja torácica.

Paso 5:

Finalmente, pálpate las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso en la ducha. Controla la mama completa con los mismos movimientos que se describen en el paso 4.