Ideal

«Nunca te rindas», la campaña de Miriam, una joven de 22 años con cáncer de mama

  • A través de su canal en YouTube, lanza una serie de vídeos con los que pretende ayudar, por medio de su experiencia, a todas aquellas personas que atraviesen una situación similar

Quédense con el nombre de Miriam Calero, porque escucharán hablar de ella y de su historia a partir de este momento. Se trata de una joven que se ha decidido a llevar a cabo una iniciativa para ayudar, a través de su experiencia a todas aquellas personas que padezcan una situación como la que atraviesa. A esta valenciana de 22 años se le diagnosticó un cáncer de mama el 3 de agosto de 2015.

“Me llamo Miriam, tengo 22 años y tengo cáncer de mama”. Así arranca el primero de los cuatro vídeos que esta joven publicó en su canal de YouTube el pasado 10 de octubre bajo el nombre ‘Never Give Up: capítulo 1 – Un lazo rosa con 22’. A día de hoy, ha publicado ya tres vídeos, el último este lunes 17 de octubre de 2016.

Con la publicación del primero superó en tres días los tres millares de reproducciones. Supuso la primera piedra de un proyecto en el que muestra sus esperanzas, miedos, deseos así como una situación particular. Tres años antes de aquel agosto de 2015, se le detectó un bulto en el pecho que no era necesario quitar, según los expertos, porque “no iba a ser malo”.

“Siempre tuve la esperanza porque soy muy joven, pero cuando me lo dijeron me sentó muy mal. Lloré el primer día y luego pensé que o lo llevaba bien o mal y he decidido llevarlo de forma positiva”, destaca. En sus primeros días dudaba si llevar un pañuelo o una peluca, optando por la segunda opción finalmente.

Esta mujer, graduada en Gestión y Administración Pública y natural de la localidad valenciana de Mislata, afirmó a EFE que su intención no era más que ayudar a través de los vídeos publicados en su canal. Sobre la quimioterapia, Miriam reconoció que “no es una situación agradable pero que he intentado llevarlo de la mejor forma posible”. Incluso define una sensación de “asco” por la medicación que se le está aplicando.

Le han recomendado comer helado tipo ‘flash’ para ayudarle a no tener la boca seca, algo que le ha hecho generar cierto rechazo a este tipo de productos para el futuro, cuando se cure. También pretende tatuarse la frase “never give up” –‘Nunca te rindas’- que marca su campaña.

La historia de Miriam Calero recuerda también a una reciente como es la del joven Pablo Ráez, el joven deportista marbellí que narró paso a paso la batalla contra la leucemia y siempre con un mensaje claro, idéntico al que transmite la valenciana: #SiempreFuerte.