Ideal

"Mi hija llegó a tomar 150 laxantes diarios"

  • Una «madre coraje» recoge firmas contra las webs que alientan la anorexia: "No puedo decirle a mi hija que está guapa, piensa que es porque ha engordado"

Teresa es una madre coraje que no pierde la esperanza en su lucha por curar a su hija Raquel, que lleva año y medio de sus 27 ingresada en el hospital debido a su anorexia. Según explica en este vídeo, "su situación es grave, le acaban de quitar la sonda, y no se le quita el deseo de autolesionarse".

En 2001 Raquel jugaba de portera al fútbol sala en el Encofra Navalcarnero. Una lesión en el nervio óptico del ojo izquierdo supuso que perdiera la visión lateral y ello le privó de seguir alimentando su sueño deportivo. Así lo recuerda su madre: "Se aisló muchísimo. Dejó incluso de salir con su hermana Laura; eran inseparables. Nos enteramos de que tenía anorexia cuando ya la estaban tratando de anorexia".

Entonces Raquel se refugió en las páginas que desde interner fomentan el trastorno alimentario: le imponían tomar al día una manzana, vomitar la comida o ingerir quemagrasas, diuréticos o laxantes. "Hasta 150 me confesó que había tomado a diario", revela Teresa.

Esta madre está desesperada: "Ni siquiera puedo decirle lo guapa que está, porque lo asocia de inmediato a que ha engordado. Pero cada día abría páginas que alientan la anorexia o la bulimia y me decía "no puede ser ésto". Y decidí pedir firmas a través de internet, para que la Justicia se encargue de actuar contra estos sitios y personas que hacen tanto daño. La anorexia es una enfermedad mental muy grave, hay quien pierde la vida en ello", concluye.

Temas