Ideal

5 trucos naturales de belleza que seguro desconocías

5 trucos naturales de belleza que seguro desconocías
  • Desde adelgazar con una infusión de canela hasta cuidar tu cutis con puré de patata, cinco ejemplos que demuestran que la belleza no tiene porqué costar dinero

Cuando pensamos en cuidar el aspecto físico y especialmente la estética se nos vienen a la cabeza varias imágenes resultado de tópicos sobre el tema, como nuestro cuarto de baño lleno de productos cosméticos, la obsesión por mirarnos en todos los espejos existentes allá donde vamos, y claro, los “no” constantes a los alimentos grasos. Si bien todos son tópicos, la realidad es que de cierta forma sí experimentaremos alguna vez este tipo de situaciones, pero ojo, cuidar tu cutis no tiene que significar el desembolso excesivo de dinero en productos de belleza, puesto que también existen remedios naturales al alcance de todos. Sí, esos que las abuelas se han encargado día sí y día también que aprendamos sin conseguirlo finalmente porque siempre hemos considerado que “no funcionaban” o que eran sumamente asquerosos. Hoy nos hemos propuesto hacerle un homenaje a todas esas personas que creen en los beneficios de los ingredientes y las técnicas naturales para cuidar la piel y por ello a continuación te contamos cinco trucos totalmente naturales, que seguro que hasta ahora habían pasado totalmente desapercibidos por tu vida, ¡apúntalos todos!

1. Pasta de dientes para las espinillas

El título puede inducir un poco a error, no significa que exista una pasta de dientes para eliminar los granos, o al menos aún no sabemos de su existencia, lo que realmente queremos decir es que aunque pueda parecer extraño, sí puedes eliminar granos y espinillas mediante el uso de pasta de dientes. Para ello, solo tienes que colocar unas cuantas gotas de dentífrico sobre las marcas y dejar que actúe sobre ellas. Poco a poco notarás como el grano se seca y se cae solo, sin necesidad de explotarlo. Ojo, no lo uses en exceso, sino en ocasiones puntuales y fíjate en que contenga mucho flúor. Si no tienes pasta de dientes a mano, no dudes en beneficiarte en las ofertas en pasta de dientes de Belleza Ideal.

2. El poder de la patata como iluminador

Algunas pieles lucen totalmente apagadas, un aspecto que ninguno deseamos, por lo que optamos por bronceadores y especialmente en el rostro por iluminadores, productos que se encargan de aportar ese toque extra de luz que necesita nuestra piel. Sin embargo, deberías saber que si coges una patata, la pelas y la trituras, no solo tendrás un puré de patata delicioso, sino que además si lo aplicas sobre tu piel, esta lucirá más brillante y luminosa. ¡Pruébalo!

3. El agua fría alisa y tonifica

Si notas que tu piel está algo arrugada, que no significa que tenga arrugas, prueba a darte un baño con agua fría. Sí, sabemos que ahora mismo estás pensando que nos hemos vuelto locos, pero no es ninguna tontería, ya que al igual que el agua caliente ayuda al cuerpo a relajarse, el agua fría le devuelve la elasticidad y la firmeza a la piel, evitando esa sensación horrible de sentir la textura como la de una serpiente. Aplica de forma suave el chorro de agua fría sobre las zonas que consideras afectadas.

4. Adelgaza con la canela

Aunque te pueda parecer una tontería, adelgazar con la canela es posible, siempre y cuando la combines con una dieta sana baja en grasas, bollería y fritos, y además también con la práctica regular de ejercicio físico. Básicamente tienes que calentar agua hasta que hierva, verter una cucharada de canela en polvo y dejarla reposar durante 20 minutos. Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, coge un colador, filtra el líquido, añádele una cucharada de miel, y listo, tendrás tu batido de canela, ideal para tomar en ayunas o en la hora de la merienda de forma similar a una infusión. La canela junto a la miel son dos potentes ingredientes que aceleran el metabolismo y la quema de grasas, de ahí que sea recomendable este remedio.

5. El ajo, un excelente fortalecedor

A pesar de que su olor a priori no es precisamente lo que se diga muy agradable, el ajo es un ingrediente que incluyen numerosos esmaltes de uñas puesto que suele fortalecer la superficie de las cutículas. Sin embargo, este tipo de productos suelen ser muy caros, pero no te preocupes, ya que también puedes elaborarlos tú misma, ¿cómo? Muy fácil, coge un diente de ajo, muélelo hasta que quede hecho polvo, viértelo sobre tu esmalte, mézclalo, y listo, ya tienes ese esmalte que en la tienda te costaba un ojo de la cara.

Estos son solo algunos de los consejos naturales que podemos darte para cuidar de tu rostro, tus uñas o tu físico. Puedes encontrar muchos más, pero al menos de estos cinco tenemos constancia de que funcionan, así que no lo dudes más y ponlos en práctica. ¡La belleza está al alcance de todos!