Ideal

Sobrevivió a un rayo, a la picadura de una araña venenosa y al ataque de una víbora

Sobrevivió a un rayo, a la picadura de una araña venenosa y al ataque de una víbora
  • Kyle Cook, de 31 años, puede presumir de ser un hombre afortunado, o lamentarse de tener mala suerte

Los hay que nacen con fortuna, los que tienen suerte o los que parecen tener más vidas de las que se les presuponen a los gatos. En el caso de Kyle Cook, de 31 años, la última definición es la que mejor casa con él. Porque desde 2012 ha sobrevivido a un sinfín de cuestiones que podrían haber acabado la vida de casi cualquier persona.

Todo comenzó cuando fue alcanzado por un rayo mientras trabajaba. La barredora que conducía se quedó atrapada en plena tormenta y al salir del vehículo fue alcanzado por la corriente del rayo que rebotó en un charco hasta llegar a su mano izquierda lanzándolo a casi dos metros de distancia quedando inconsciente.

Pero no murió ni tuvo secuelas. Como tampoco le pasó cuando una araña venenosa le picó también mientras trabajaba en este caso transportando un camión. La rápida actuación de los médicos logró que le drenasen la acumulación de toxinas y sobreviviera al ataque.

Aunque si se trata de ataques, el que padeció cortando el césped de su casa. En un momento determinado escuchó una suerte de zumbido que le hizo dudar hasta que encontró el origen del sonido. Una víbora le miraba fijamente. Paralizado por el miedo cometió el error de alertar al animal que le acabó mordiendo en el tobillo. Aunque de nuevo sin causarle nada grave porque la mordedura no fue profunda para su fortuna.