Ideal

3 razones para que tengas un humidificador en casa

3 razones para que tengas un humidificador en casa
  • Es un aparato que se encarga de aumentar la humedad y de reducir la sequedad de una habitación, algo fundamental en casos de resfriados o irritación dérmica

España entera vive por segundo año consecutivo un ‘veroño’, sí, la nueva estación que sustituye al otoño, o al menos durante sus primeras semanas. Ahora calor, mañana frío, pasado calor, y así día tras día. Soportar 33ºC en octubre no es algo muy normal, pero es que levantarse al día siguiente de repente con 10ºC tampoco. Esta indecisión meteorológica se traduce claramente en problemas para nosotros, los mortales que la padecemos, un malestar que recibe un nombre, resfriado. Los cambios de temperatura favorecen los resfriados y por ello durante esta estación es más que normal acabar con la garganta fatal. Si te encuentras entre el porcentaje de afectados, debes saber que la sequedad del ambiente puede empeorar aún más el estado de un resfriado, por lo que cada vez más se recomienda instalar en casa un humidificador, un aparato capaz de mantener la humedad necesaria en nuestro domicilio, reduciendo el aire seco de la estancia, ‘renovando’ así el que respiramos, algo que en casos como los resfriados es fundamental para mejorar el estado. No obstante, si aún no te queda claro que es, a continuación te contamos qué es y te damos tres razones para tenerlo sí o sí en casa, ¡toma nota!

¿Qué es?

El humidificador es un dispositivo que se compone de un recipiente que se llena de agua para posteriormente ser evaporada mediante diferentes sistemas. Una vez evaporada el agua es expulsada y pasa a formar parte del aire del lugar en el que se instala el aparato, mejorando así su humedad y reduciendo el aire seco, lo que ofrece numerosos beneficios. Es un aparato que todo el mundo debería tener en casa, ya que es de uso sencillo a partir de corriente eléctrica y se puede conseguir a buen precio, especialmente si te beneficias de las ofertas en humidificadores de El Mejor Precio Ideal. Existen muchos tipos como ozonizadores o ultrasónicos, entre otros.

¿Por qué debes tenerlo?

Hay muchas razones por las que deberías tener en casa un humidificador, pero especialmente estas son las más importantes:

- Es útil frente a resfriados, ya que la humedad ideal para una estancia en la que se encuentra un enfermo de resfriado oscila entre el 40 y el 60%, algo que solo se puede conseguir con un humidificador. Además, tal y como te hemos dicho, la renovación del aire de la estancia y en general el aumento de la humedad evita que los microorganismos que han causado la infección respiratoria permanezcan en el organismo, y por otro lado el aire ya no será tan seco, por lo que las irritaciones de la garganta también serán menores al reducir la sequedad de la misma. Esto también es aplicable para otras enfermedades como asma, alergia o laringitis.

- Mejora la estética del hogar, ya que es capaz de evitar las grietas causadas por las pinturas de las paredes o las que aparecen en muebles viejos. Esto se debe a que la pintura o el barniz sobre una superficie funcionan de forma similar a la piel de los seres humanos, es decir, sin la humedad y la hidratación necesaria, comienzan a ‘descamarse’, en este caso apareciendo las molestas y anti estéticas grietas. Por ello el uso de un humidificador es vital.

- Elimina los problemas en la piel, especialmente imperfecciones como pueden ser los eccemas o los labios cuarteados, ocasionados por una excesiva sequedad de la piel, ya que el aumento de humedad en la habitación proporcionará un aire menos seco y por ende una menor irritación en la piel con exceso de sequedad.

De forma general estas tres son las razones principales por las que deberías disponer en casa de un humidificador, aunque debes saber que también es útil para el cuidado de las plantas o para evitar esos ‘chispazos’ que provoca la excesiva electricidad estática de nuestra casa. ¿Aún necesitas más motivos? ¡Corre a por el tuyo y disfruta de la humedad perfecta en tu hogar!