Ideal

6 motivos por los que no deberías masticar chicle

6 motivos por los que no deberías masticar chicle
  • Esta práctica puede tener efectos secundarios muy negativos en nuestro organismo, tales como problemas digestivos, musculares o dentales

El chicle es una de las golosinas más universales y son muchas las personas que tienen como costumbre masticar esta goma, ya sea porque les gusta el sabor o como método para dejar de fumar, reducir el apetito o combatir el estrés. No obstante, existen algunos motivos por los que deberíamos dejar de mascar chicle, puesto que esta práctica puede tener efectos secundarios muy negativos, como los 6 que ofrecemos a continuación.

1. Podría provocar la necesidad de consumir comida basura, a pesar de que son muchas las personas que mastican chicle para evitar, precisamente, consumir demasiados alimentos. Al contrario de lo que pueda parecer, tras marcar esta goma se suele consumir más comida y de menos calidad. Esto puede estar debido a que los alimentos saludables, como frutas o verduras, adquieren un sabor más amargo.

2. Esta práctica también podría provocar el Trastorno de la Articulación Temporomandibular (TMJ), un desequilibrio en el músculo de la mandíbula si se mastica más por un lado que por otro. Al parecer, el uso abusivo de un grupo de músculos podría causar dolor y contracción muscular.

3. Por otro lado, el consumo de goma de mascar suele estar relacionado con problemas gastrointestinales, tales como dolor e hinchazón abdominal, provocado por la ingestión de aire. Además, al masticar se envían señales al estómago para que éste se prepare para recibir alimentos y empiece a activar ácidos y enzimas, algo muy negativo si el alimento no llega nunca al estómago.

4. El efecto secundario más conocido de consumir chicles es, sin duda alguna, el daño producido en los dientes. Aunque sean gomas sin azúcar, pueden provocar desgastes.

5. El hecho de que se utilice para su fabricación subproductos de ovejas, como la lanolina, para proporcionarle una textura suave, tampoco resulta nada agradable.

6. Por último, las gomas de mascar liberan el mercurio que contienen los empastes, propiciando que pase al torrente sanguíneo y provocando procesos oxidativos de los tejidos.

Temas