Ideal

Una empresa obliga a sus empleadas a besar a su jefe antes de iniciar la jornada laboral

  • El responsable del negocio defiende que con ello pretende crear un vínculo más estrecho entre el trabajador y los superiores

Desde China se siguen destapando casos realmente particulares en lo que concierne a las empresas. La última desvela la situación que viven las empleadas de un negocio donde están obligadas a besar a su jefe cada mañana antes del inicio de la jornada laboral. Entre las 9 y las 9.30 horas de la mañana, las trabajadoras deben alinearse y dar un beso al responsable del mismo.

Tal situación ha trascendido a nivel mundial a través de las redes sociales. Incluso un vídeo en YouTube recoge uno de esos momentos al que están habituadas desde el inicio de su periplo. Las preguntas saltan en lo que se considera “un ambiente repulsivo”. Las trabajadoras ya se han pronunciado y han denunciado a su jefe.

De todas ellas, dos se negaron a llevar a cabo tal ritual y abandonaron su puesto de trabajo desde el primer momento. El encargado, por su parte, defiende que con ello pretende crear un vínculo más estrecho entre el trabajador y el superior. Además, asegura que algunas le envían mensajes al móvil.

Incluso, el responsable asegura que adoptó la idea después de una de sus visitas a un negocio de similares características en Estados Unidos. Las imágenes recabadas acumulan más de 190.000 visualizaciones desde que fuesen publicadas el pasado 8 de agosto.

Este caso genera el recuerdo de aquel en que un ‘coach’ contratado por una entidad bancaria china azotaba en público a sus empleados por bajo rendimiento. Una situación que ya fue denunciada en su momento y que pasó a manos de un juez, quien valora la más que probable posibilidad de cifrar una cantidad compensatoria.

Temas