Ideal

15 cosas que haces a diario y que estropean tu ropa

15 cosas que haces a diario y que estropean tu ropa
  • Con estos consejos tu ropa durará el mayor tiempo posible y sin apenas requerir esfuerzo por tu parte

La ropa es cara, sí, y por ello a no ser que seamos unos apasionados de la moda y del ‘shopping’, intentamos que nos dure el mayor tiempo posible, sin pensar en temporadas, estilos o diseños, nada, lo importante es que la tengamos para el año que viene y no tengamos que desembolsar otra elevada cantidad en modelitos para cada día. Si bien algunos consejos de la abuela son acertados, estirar al máximo el ciclo de vida de nuestra ropa pasa por el seguimiento de algunos consejos como los que te vamos a recomendar a continuación. ¡Toma nota!

1. Durante el lavado

El lavado es uno de las fases más importantes del cuidado de nuestra ropa, así que pon en práctica lo siguiente:

- No laves siempre en frío, puesto que aunque hay una tendencia general de que el agua fría no destiñe, al final pasa factura y no solo pierde color, sino que además dejará malos olores.

- No escatimes en detergente, tampoco se trata de que viertas todo el producto, pero lo recomendable es que te ajustes a la cantidad que aparece en el dorso, que será en función de un tipo de ropa o lavado. Así evitarás que la suciedad vuelva a la prenda.

- Separa la ropa, no solo por colores sino también por tejidos, ya que en función de ello necesitará una u otra temperatura de lavado

- Utiliza un quitamanchas para eliminar manchas inmediatamente después de que se produzcan.

- Hierve la ropa interior con agua y limón y desecha los detergentes y lejías.

- Realiza varias coladas seguidas para aprovechar el calor de la lavadora y ahorrar energía.

- Lava la ropa antes de utilizarla, ya que así reducirás las bacterias que pueden estar presentes en la prenda desde la fabricación y que podrían causarte irritación.

2. Cuando la tiendas

Una vez que has lavado tu ropa, deberás tenderla o meterla en la secadora. Sea como sea, ten en cuenta estos consejos:

- Tiende a la sombra las prendas oscuras, ya que el sol decolora. Tiéndelas al sol si son prendas con colores claros.

- No dejes la ropa en la lavadora después del lavado, ya que la humedad puede provocar que coja mal olor.

- Si la prenda está muy mojada tiéndela lo antes posible o dará de sí.

- Tiende la ropa por la zona de las axilas y nunca con pinzas, ya que podrías deformar la prenda o dejar marcas, es mejor hacerlo con perchas.

3. Al guardarla

Finalmente cuando la ropa ya se ha secado es cuando debemos guardarla o almacenarla en nuestros armarios, una etapa en la que es muy importante:

- Meter la ropa de invierno que no vas a utilizar en bolsas sin apretarlas para que no crear arrugas y la ropa de verano en bolsas de algodón en un lugar oscuro.

- Utiliza las perchas finas para las blusas o los vestidos y las anchas para chaquetas y abrigos.

- No sobrecargues el armario, intenta que al menos haya medio centímetro de espacio entre una prenda y otra.

- Dobla los jerséis para que no se deformen.

Si sigues todos estos consejos estamos seguros de que tu ropa durará casi una eternidad.