Ideal

La casa mutante 'made in Spain' que despierta el interés de Ikea

Ana Mombiedro acondicionó un dormitorio y un estudio en un rincón del salón a su vuelta al hogar familiar tras su estancia en Finlandia y EE UU.
Ana Mombiedro acondicionó un dormitorio y un estudio en un rincón del salón a su vuelta al hogar familiar tras su estancia en Finlandia y EE UU.
  • ¿Puede un hogar adaptarse al regreso de un hijo adulto sin saltar por los aires? Un estudio español da la campanada en la Trienal de Arquitectura de Oslo con sus diseños para flexibilizar los espacios

Se diría que la generación ‘boomerang’ es un fenómeno que solo se da en los países más golpeados por la crisis, especialmente en los de cultura latina, pero el aserto empieza a resquebrajarse. Cada vez son más los jóvenes adultos estadounidenses o británicos que se ven obligados a regresar al hogar familiar después de haberse emancipado. «En los últimos años se han multiplicado los graduados de EE UU que vuelven con sus padres al acabar sus estudios porque las deudas que contraen para pagárselos les dejan sin recursos hasta que empiezan a remontar el vuelo laboral», observa Carmelo Rodríguez, arquitecto del gabinete de diseño madrileño Enorme Studio.

Tres proyectos del estudio español se han hecho un hueco entre los trabajos seleccionados para la Trienal de Arquitectura de Oslo, una de las grandes citas del diseño internacional. Se trata de intervenciones que buscan la adaptación de hogares a los que llegan hijos que se habían ido a vivir fuera. «Todos tenemos cerca –explica el arquitecto– el caso de un amigo o un pariente que tiene que volver a casa de sus padres y se reencuentra con su antigua habitación llena de pósters y recuerdos de su adolescencia. Creemos que ha llegado la hora de desdramatizar ese momento, de dejar de interpretarlo como un fracaso y de asumir que estamos ante una nueva etapa que puede llegar a ser una oportunidad».

Los proyectos del estudio madrileño se han convertido en una de las estrellas de la Trienal de Oslo y han monopolizado la atención de especialistas y medios de comunicación. En la cultura escandinava el concepto de familia es por completo diferente al de los países meridionales, así que la vuelta al hogar paterno de jóvenes que son ya adultos hechos y derechos constituye un hecho excepcional. «Los periodistas de un programa de televisión que se interesó por nuestros proyectos se pensaban que los hijos que regresan a casa de sus padres son personas que están en riesgo de exclusión o que atraviesan una situación extrema. Lo que ocurre es que en Noruega solo el 3% de los menores de 25 años vive con sus padres mientras que en España el porcentaje sube a más del 40%».

Los proyectos de Enorme Studio no son abstracciones teóricas: son intervenciones para solucionar problemas con los que se enfrentaron tres jóvenes que tuvieron que volver a su hogar por diferentes circunstancias. Dunedai Claudio se dio cuenta al regresar con sus padres de que en su antiguo cuarto de adolescente no tenía espacio para trabajar como diseñadora de ropa, así que los arquitectos aconsejaron retirar el viejo mobiliario y sustituirlo por un diseño específico que habilita un hueco para desarrollar su actividad laboral. La casa familiar de Edel Montón tampoco reunía las condiciones para desempeñar su oficio de arquitecta y sus colegas le hicieron un proyecto que permitió acondicionar como lugar de trabajo su dormitorio en el hogar paterno.

Más difícil lo tenía Ana Mombiedro a su regreso a Madrid después de varias estancias de investigación en Finlandia y Estados Unidos. Su antigua habitación había sido ocupada por uno de sus hermanos, así que la familia decidió habilitar un dormitorio-sala de estudio en una parte del salón. Ana estaba preparando su tesis doctoral sobre neurociencia y necesitaba un lugar de trabajo. Era un reto peliagudo, precisan desde Enorme Studio, porque la habitación tampoco podía perder su condición de centro de reunión de la familia. Al final habilitaron un ambiente de trabajo aislado del salón equipado con una cama que aparece y desaparece.

Interés de Ikea

Algunos de los muebles utilizados en estas remodelaciones son diseños de Ikea personalizados. La multinacional sueca, que ha patrocinado los proyectos, se ha mostrado muy interesada en los trabajos de Enorme Studio en la medida en que anticipan tendencias. «Los hogares –reflexiona el arquitecto– van a tener que ser cada vez más flexibles para adaptarse a las necesidades de las nuevas familias: separaciones y reconciliaciones de las parejas, personas de más edad con necesidades especiales, hijos que van y vienen, trabajo en casa... Las del futuro son casas en permanente mutación y el diseño tiene que ayudar a hacer la vida más fácil a todos».