Ideal

Quien haya estado en Cádiz, Huelva o Sevilla en el último mes no debe donar sangre

Quien haya estado en Cádiz, Huelva o Sevilla en el último mes no debe donar sangre
/ EFE
  • El contagio de tres personas en la provincia de Sevilla durante ese periodo ha hecho saltar las alarmas

El Ministerio de Sanidad ha informado de que el Comité Científico para la Seguridad Transfusional recomienda no donar sangre si se ha estado en las provincias de Cádiz, Huelva o Sevilla durante los últimos 28 días, debido a la fiebre del virus del Nilo.

Al parecer, el contagio de tres personas en la provincia de Sevilla durante ese periodo ha hecho saltar las alarmas, según recoge 20 Minutos atendiendo a la web del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades. Y al contagio de estas personas se ha sumado el de algunos caballos ubicados en granjas de Huelva y Cádiz. No obstante, la medida es preventiva y de carácter temporal, para tranquilidad de los habitantes de la zona.

Las autoridades sanitarias han lanzado un mensaje de serenidad, asegurando que la patología es asintomática en el 80% de los casos. En el resto, los síntomas son parecidos a los de una gripe y sólo un 1% presenta problemas mayores que los propios de este virus estacional, como una meningitis o una meningoencefalitis. Además, fuentes del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid aseguran que no se han dado casos de contagios de persona a persona.

Según afirma a 20 Minutos la directora gerente de la entidad, Luisa Barea, el virus sólo se transmite por picadura de mosquito o por transfusión, por lo que los bancos de sangre de estas tres provincias han alertado, pero no han impuesto exclusiones a la donación. Las muestras extraídas son sometidas a un test específico para el virus del Nilo.

“Estas medidas son las habituales cada vez que aparecen casos en humanos de cualquier infección. Esto no quiere decir que se vaya a instaurar aquí el virus. En 2010 hubo un pequeño brote también en Andalucía y desde entonces hasta ahora [en España] no había vuelto a aparecer en humanos”, asegura Barea.