Ideal

Todo sobre la vacuna de la gripe: dónde, cuándo y cómo ponértela

Todo sobre la vacuna de la gripe: dónde, cuándo y cómo ponértela
  • Aunque es un virus muy común causa la muerte de entre 2.000 y 3.000 personas al año en España

Con la llegada del otoño también llega la campaña de la vacuna de la gripe, una enfermedad que, aunque es muy común, causa la muerte de entre 2.000 y 3.000 personas al año en España. Por eso, es imprescindible conocer todos los pormenores de la vacuna: quién debe ponérsela y cómo y cuándo hacerlo. De este modo, estaremos protegidos de esta virulenta patología.

Aunque es recomendable para toda la población, las personas que sufren enfermedades respiratorias crónicas, los ancianos y los niños pequeños deben suministrarse esta vacuna, puesto que representan los colectivos de mayor riesgo. Una correcta administración podría reducir la mortalidad por este virus en un 50%.

El cuanto al momento adecuado para vacunarse, un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) determina que es mejor hacerlo por la mañana, puesto que el sistema inmune responde mejor y por lo tanto estaremos mejor protegidos. Además, es preferible no tardar demasiado en ponérsela una vez iniciada la campaña, a finales de septiembre, puesto que suele hacer efecto a las dos semanas de su aplicación, aproximadamente.

Las personas incluidas en los grupos de riesgo pueden acudir a su centro de salud y allí se les administrará de forma gratuita, pero aquellas que tengan dificultades para desplazarse, pueden solicitar que se les suministre en su propio domicilio. Por otro lado, algunas empresas facilitan a sus empleados la vacuna para que no tengan que ausentarse de su puesto.

La vacuna debe administrarse en una única dosis, excepto en los niños que se vacunan por primera vez, que deben ponerse dos, con un intervalo de 4 semanas. No obstante, los bebés menores de 6 meses no deben vacunarse, así como tampoco deben hacerlo las personas alérgicas al huevo, con hipersensibilidad a las proteínas del huevo o que hayan presentado una alergia severa en una administración de la vacuna anterior. Aquellos que sufran fiebre, por cualquier motivo, deben esperar a que remita.

Cabe recordar que los antibióticos no son eficaces para la cura de procesos víricos, como la gripe.