Ideal

El colegio que cambió los castigos por algo mucho más efectivo

El colegio que cambió los castigos por algo mucho más efectivo
  • El director de la organización asegura que los niños más problemáticos han dejado de serlo gracias a este sencillo método

El colegio estadounidense Robert W. Coleman, en Baltimore, ha puesto en práctica un método muy efectivo para corregir los malos comportamientos de sus alumnos: meditación en lugar de castigos. La dirección de esta escuela ha demostrado que hacer que los niños practiquen yoga da unos resultados mucho más positivos que las reprimendas o los castigos.

Para ello han habilitado una habitación colorida y agradable con el objetivo de que sus alumnos tengan “un momento consciente” y realicen ejercicios de respiración y meditación, dirigidos por psicólogos. Y no sólo está disponible para los alumnos que se hayan portado mal, cualquiera de los niños de este colegio pueden acudir a la hora del recreo.

Lo sorprendente es que, una vez implantado el método, muchos alumnos prefieren ir a la sala de meditación en lugar de jugar con sus compañeros en el recreo.

Se trata de un proyecto que el colegio ha puesto en marcha en colaboración con la asociación Holistic Life, una organización espiritual dirigida por Kirk Philips, quien ha asegurado que los resultados son realmente sorprendentes. Además, añade que en Navidad los niños pudieron meditar para aliviar los nervios que les producía la incertidumbre sobre los regalos y consiguieron estar más relajados que nunca.

Además, el director de la organización asegura que los niños más problemáticos han dejado de serlo gracias a este sencillo método.