Ideal

El cartel de una barbería que ha desatado la ira de las Redes Sociales

El cartel de una barbería que ha desatado la ira de las Redes Sociales
  • Bob Van den Hoek, un holandés dueño de una barbería en Palma de Mallorca, ha creado una enorme polémica por el controvertido cartel que adorna la entrada de su local

Bob Van den Hoek es un holandés que llegó a Palma en el año 2013 y regenta un salón, el Syndicate Barbers, hasta ahí, todo normal. El local, ubicado en la plaza del Progrés de Palma de Mallorca, no se ha hecho famoso por sus cortes de pelo (o barba) sino por un curioso cartel que hay en la entrada, donde se anuncia que no pueden entrar niños ni mujeres pero sí hombres y canes.

Van den Hoek ha explicado lo siguiente sobre el cartel, que es ilegal: «Ni uno solo de mis clientes se ha quejado de esa prohibición, todo lo contrario, todos me dicen que es una brillante idea, genial. Tal vez, el letrero es provocador, sí». Según El Periódico, su esposa, Ariela Schönberg, una decoradora alemana, es la firmante de una advertencia que algún día ha amanecido con la palabra «machista» sobre él.

«Yo soy el rey de mi salón. Quiero trabajar como si estuviera en mi casa, con mi música y mis discos de vinilo, aquí no entra nada digital. Quiero sentirme, junto a mis clientes, cómodo, y que ellos pasen una hora lo más agradable posible», comenta el barbero. Según este hombre nacido en los Países Bajos, que se crió en una familia de militares, no tiene «nada» contra las mujeres, pero «sus clientes agradecen esa privacidad entre hombres, una horita nuestra, para cortarte el pelo, arreglarte la barba, afeitarte, oír nuestra música, tomar una copa, conversar entre nosotros. Un lugar para caballeros».

Esa actitud, polémica a todas luces, ha recibido quejas por parte del Instituto de la Mujer del Govern balear, que instó al propietario del salón a retirarlo. Este obedeció pero finalmente volvió a colgarlo. El gobierno balear trasladó la queja y la protesta al Observatorio de la Mujer, vinculado al Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, que ha tomado cartas en el asunto y, probablemente, en un tiempo obligará al duelo de Syndicate Barbers a retirar el cartel. El conflicto, seguro, va a dar mucho que hablar.