Ideal

Las fotos del antes y el después que asombran al mundo entero

Las fotos del antes y el después que asombran al mundo entero
  • Una bloguera cuenta su historia a través de dos fotos que muestran su cuerpo antes y después de dar a luz

Laura Mazza es la autora de un blog llamado ‘Mum on the run’ que ha conseguido viralizar unas fotografías en las que se puede observar su cuerpo antes y después de dar a luz. Unas imágenes que han conseguido más de 13.000 interacciones en las redes sociales y que iban acompañadas de una carta.

En ella explica que antes de ser madre siempre estaba a dieta, tal y como muestra la foto “del antes”. Un cuerpo 10 que le costaba mucho esfuerzo mantener.

“Me fotografiaba según mis progresos. Esa fue la mejor que hice. Comía sin carbohidratos apenas, ni verduras. Solo carne. Pero me encantaba porque me estaba perdiendo peso rápidamente y cuanto más me sobresalían los huesos más me valoraba a mi misma. Terminé odiando la carne; siempre estaba sufriendo de acidez, pero aun así me veía en esa foto como si fuera gorda”, dice Mazza consiguiendo la empatía de miles de mujeres obsesionadas con la delgadez.

No obstante, cuando nació su hijo perdió su bonita figura, tal y como se puede observar en la foto “del después”.

“De repente mi cuerpo no estaba bien y no era agradable a la vista. Este no es un cuerpo para ser admirado. Sin embargo, este cuerpo es el resultado de no comer únicamente carne; es el resultado de comer de todo: frutas, verduras, hidratos de carbono… Las cicatrices y estrías están ahí porque traje una vida al mundo, pero por alguna razón no me gusta mi cuerpo. A veces ni siquiera me quiero tomar fotos del embarazo porque estaba avergonzada de lo grande que me veía”, confiesa la joven.

Pero todo cambió cuando consiguió darse cuenta de en los tiempos de la primera foto tampoco estaba feliz ni estaba contenta con su cuerpo. Siempre quería estar más delgada. Ahora, a pesar de haber engordado, se encuentra mucho más sana.

“Ahora como mejores alimentos. He disfrutado más: comí un poco de pastel, bebí un poco de vino. Hice tortitas y me acurruqué a comerlas con mi marido. He vivido”, dice orgullosa.

Por este motivo, decidió compartir su historia, considerando que su cuerpo actual también debe ser admirado.

“Aún quiero verme la primera foto. Extraño ese cuerpo, pero si llego a él será de una manera saludable, mental y físicamente. Trabajo día a día para estar orgullosa y en paz con mi cuerpo. Todos los tipos de cuerpo deben ser celebrados, así como las historias que van con él. Por encima de todo, la persona debe ser celebrada”, concluye Mazza dejando al mundo entero sin palabras.