Ideal

Pablo Raéz consigue su gran victoria contra el cáncer

Pablo Raéz consigue su gran victoria contra el cáncer
  • Ha recibido la noticia más esperada pero manda a la vez un nuevo mensaje importante a través de las Redes Sociales

El joven de 20 años de Marbella (Málaga) enfermo de leucemia que ha revolucionado las redes sociales desde el hospital Regional de la capital con sus mensajes a favor de la donación de médula ósea, Pablo Ráez, ha sido dado de alta este miércoles y a su salida, ha insistido en la necesidad de seguir donando. Además, ha asegurado que él continuará con la campaña: "Ahora tengo un compromiso con las personas para que sepan que donar es fácil", ha dicho.

"Sólo quería poner mi granito de arena y al parecer ha sido una roca", ha asegurado Ráez en declaraciones a los periodistas que le esperaban en la puerta del hospital, del que sale después de dos meses, tras volver la enfermedad, que le diagnosticaron con 18 años, y tras haberse sometido ya a un trasplante, en aquella ocasión de su padre. El joven está a la espera de un donante.

Con la publicación de su carta 'Siempre fuerte. Siempre', en Facebook e Instagram, a mediados de agosto, la historia de Pablo Ráez se ha extendido por las redes sociales, con mensajes de esperanza y también de concienciación. Este miércoles ha reconocido que no se esperaba esto: "simplemente lo he contado, mucha más gente está ahí dentro y en otros hospitales pasando lo mismo que yo", ha dicho.

Los nuevos inscritos como donantes de médula ósea durante agosto en la provincia de Málaga crecieron más de un mil por ciento --1001%, en concreto-- con respecto al mes anterior, pasando de las 91 personas que acudieron a los centros a inscribirse en el registro en julio a los 1.002 nuevos inscritos el pasado mes.

Ráez se siente "muy satisfecho" del aumento de las donaciones y de poder ser "una referencia", apuntando que "en el momento en el que ves algo que te llama la atención, te acercas y prestas más atención a lo que se dice y eso es lo que ha pasado. Estoy muy contento de haber podido ayudar a que la gente se conciencie", ha aseverado.

Así, ha asegurado que siempre ha sido "muy claro y muy conciso" y ha añadido que "si en el hospital he montado esto, no sé lo que haré fuera, supongo que más. Sólo espero poder seguir ayudando", al tiempo que ha insistido en llegar al millón de donantes --lanzó el #retounmillón-- "o a dos o tres y sé que es difícil, pero se va a llegar".

"Voy a seguir con la campaña, no voy a empezar a subir fotos de perros. Voy a seguir porque me ilusiona y sé que es importante. Ya que se ha lanzado este mensaje y ha calado, hay que seguir con él", ha afirmado Ráez, quien ha incidido en que tiene "un compromiso con las personas para que vean que donar es fácil, que ayudamos a otras personas, no te puedes cortar tu mano y dármela, pero dar un poquito de ti, un botecito de sangre, y puedes salvar una vida".

Ha incidido en que donar médula "no es doloroso, no te arrancan nada, es simplemente sangre y con eso puedes salvar vidas". "A seguir con esta campaña hasta el final", ha asegurado.

EN CASA

Ahora, ha dicho que su presente es "estar en casa, recuperarme y volver a sentirme bien. Ha sido una batalla"; al tiempo que ha asegurado que, aunque está "machacado", quiere "disfrutar la vida y este tiempo que esté fuera del hospital, recuperarme para cuando vuelva a entrar estar otra vez a tope".

Sus primeros deseos en casa son "echarme en el sofá y poner la tele, desconectar". "Es inexplicable estar tanto tiempo, sales y sientes el sol, el viento; es de valorar el poder estar aquí fuera", ha manifestado, dando las gracias "a todo el que ha estado apoyándome, siguiéndome, mandándome mensajes de ánimo, ya sean personas anónimas, famosas, a la prensa, porque todo suma".

"Eternamente agradecido por el calor que no todo el mundo tiene la suerte de recibir y yo he podido tener", ha asegurado Ráez, quien, por supuesto, no se ha olvidado de sus familiares y personas más cercanas.