Ideal

Un ingeniero decide operarse a sí mismo tras quince años en lista de espera

Un ingeniero decide operarse a sí mismo tras quince años en lista de espera
  • Esperaba una llamada para pasar por el quirófano para que se le extrajera los ocho milímetros de nylon que dejaron unos cirujanos en su estómago tras una operación anterior

Las listas de espera para pasar por el quirófano pueden generar hasta desesperación. Prueba de ello es la situación del ingeniero británico Graham Smith, quien hastiado de esperar tomó la decisión de operarse a sí mismo. Quería extraer el trozo de nylon que los cirujanos olvidaron en el interior de su estómago en otra intervención llevada a cabo hace unos quince años.

Smith sentía molestias desde entonces que le hacían ir encorvado y apoyar su cuerpo hacia la izquierda. Según los expertos, no suponía un riesgo para la salud y por tanto continuaba con su vida normal. Al no recibir la llamada tomó la determinación hacerlo por su cuenta según informa la BBC.

El ingeniero se hizo con las herramientas de titanio de un amigo dentista, deshizo los nudos de sutura de la anterior operación y consiguió sacar los ocho milímetros de nylon que se encontraban en el intestino. “De primeras hubo algo de sangre, pero estaba seguro de lo que hacía”, manifestó.

Se muestra satisfecho por el logro, pero no recomienda seguir su ejemplo. Ahora el Hospital Aintree de Liverpool está en contacto con él diariamente para dar los respectivos consejos de cuidados. Mientras, el Colegio Oficial de Cirujanos del Reino Unido advierten de que una situación así supone un “riesgo muy alto” de que la situación empeore, se dañe otra parte del cuerpo e incluso una infección letal. Una auténtica temeridad.