Ideal

Otro mínimo histórico para la reducción del hielo del Ártico

Otro mínimo histórico para la reducción del hielo del Ártico
  • Según datos de la NASA el 10 de septiembre la superficie helada era de tan sólo 4,14 kilómetros cuadrados

El cambio climático y las elevadas temperaturas a las que se enfrenta el planeta siguen causando estragos en el Ártico, ya que su superficie helada ha experimentado una reducción que supone el segundo mínimo histórico desde que se existen registros por satélite, es decir, 1978. Según los últimos datos de la NASA y de la Universidad de Colorado en Boulder, el pasado 10 de septiembre el hielo del Ártico llegó a su punto anual de máximo retroceso con una superficie helada de 4,14 kilómetros cuadrados, un dato que empata con el año 2007 como el segundo mínimo anual más bajo.

Es normal que el hielo se reduzca durante la primavera y el verano y que aumente durante el otoño y el invierno, pero este dato no es ninguna tontería puesto que el hielo del Ártico ayuda a regular la temperatura del planeta, influye en la circulación de la atmósfera y el océano y también afecta a las comunidades y ecosistemas de la zona, y por tanto experimentar otro mínimo es algo alarmante y preocupante.

La temporada en la que hubo mayor deshielo fue en los meses de marzo, abril y mayo, mientras que en junio y julio, a pesar de las elevadas temperaturas, las bajas presiones atmosféricas y el cielo nublado ralentizaron la fundición de la masa helada. Sin embargo, el mes de agosto fue crucial, “En agosto, dos ciclones muy fuertes cruzaron el Océano Ártico a lo largo de la costa de Siberia, por lo que hubo una pérdida de hielo bastante rápida en los mares de Chukchi y Beaufort como efecto retardado de las tormentas”, aseguraba uno de los científicos.

Por otro lado, el estudio anual también ha revelado que desde 1986 no hay ningún récord máximo de extensión del hielo marino, mientras que de forma contraria sí se han experimentado 75 nuevos mínimos, algo que deja claro que el Ártico va muriendo poco a poco.