Ideal

Una teoría podría confirmar que el 11-S no fue tal y como nos contaron

  • La periodista Noha Al Sharnoubi, en el ‘Al Ahram’, da credibilidad a las teorías conspirativas y asegura que todo corresponde a un movimiento para la expansión mundial norteamericana

Apenas han transcurrido cinco días desde la conmemoración del decimoquinto aniversario de una de las mayores tragedias que han azotado a la sociedad moderna. La conocida como Zona Cero, en pleno corazón de Nueva York, recibió la presencia de todos aquellos afectados por el atentado a las Torres Gemelas en 2001. Ahora ha trascendido una publicación en el periódico más vendido en Egipto, oficialista del Gobierno, donde se acusa a Estados Unidos de ordenar el 11 de septiembre y hasta de la creación del Daesh, con el fin de justificar la ocupación de Oriente medio.

Con ello se refuerzan algunas de las teorías conspirativas que circulan por Internet y carentes de fundamento alguno. La periodista Noha Al Sharnoubi, en el diario ‘Al Ahram’, fundado en 1875, asegura que la caída de los dos edificios y el choque contra el Pentágono fueron ideas que partieron desde Washington para apuntalar el dominio norteamericano en todo el planeta.

Para la comunicadora, sirve como prueba la preparación de los suicidas que aprendieron a pilotar en territorio americano. “¿A alguien le convence que cuatro aviones secuestrados vuelen en libertad en el espacio de Estados Unidos y se estrellen en el World Trade Center y el Pentágono, uno tras otro en intervalos de 15 minutos? ¿Fue planeado todo para justificar la guerra contra el terror?

Incluso, Al Sharnoubi deja entrever que el autoproclamado Estado Islámico puede ser un invento estadounidense para tener carta blanca en Siria y zonas colindantes. El argumento queda cimentado en la procedencia extranjera de muchos de sus combatientes.

“Puede que existan muchos espías detrás de los ataques y las bombas que matan a muchos musulmanes, que además son acusados de cometer estos delitos y son asesinados por ello. Es sólo un plan para perseguir musulmanes en América y en Europa para poder expulsarlos”, sentencia.