Ideal

Diez alimentos que nunca debes guardar en la nevera

Diez alimentos que nunca debes guardar en la nevera
  • Aunque lo lleves haciendo toda la vida con algunos, estos alimentos nunca deben guardarse en el frigorífico por varias razones

De forma muy habitual guardamos cosas en la nevera sin preguntarnos si será perjudicial para la conservación del alimento. Y es que existen algunos productos que no debemos guardar en el frigorífico, por muchas razones, como la pérdida del sabor que esto supone. A continuación, os dejamos una lista de diez alimentos que nunca debes guardar en la nevera.

1. El chocolate pierde el sabor y sus cualidades cuando lo guardamos en el refrigerador. Lo mejor es guardarlo en un sitio fresco para que no se derrita y siempre envuelto en un plástico.

2. El aguacate se debe consumir en su punto justo, por lo que debemos consumirlo al poco tiempo de comprarlo. Si los metemos en la nevera perderá el sabor y se ennegrecerán.

3. El jamón serrano tampoco puede guardarse en la nevera, ya que puede perder sus propiedades. No obstante, el que sacamos del súper ya refrigerado sí deberemos guardarlo en el frigorífico.

4. Aunque suele durar más en la nevera, lo cierto es que el pan se reseca, pierde sabor y se pone duro antes de tiempo. Si no lo vas a consumir pronto, es mejor congelarlo.

5. Los quesos curados y semicurados se conservan perfectamente fuera de la nevera y se endurecen antes si los guardamos en ella.

6. El melón se mantiene mejor fuera del refrigerador puesto que retienen mejor las propiedades antioxidantes. Sólo debemos meterlo en la nevera cuando esté empezado.

7. La piña sólo estará en su punto si la dejamos fuera de la nevera, al igual que ocurre con el aguacate.

8. La mantequilla se pone demasiado dura en la nevera, por lo que conservará mucho mejor la textura y el sabor fuera de ella. Lo ideal es buscar un lugar fresco para guardarla.

9. La miel se endurece y cristaliza si la metemos en el refrigerador y, además, pierde sus propiedades.

10. Los encurtidos. Mientras estén sumergidos en el vinagre que actúa como conservante no es necesario meterlos en la nevera y alterar así sus propiedades. En caso de hacerlo, siempre en la puerta.