Ideal

Condenado a cárcel por mandar flores a su exnovia

Condenado a cárcel por mandar flores a su exnovia
  • El abogado explica que los regalos si no son bien recibidos son una forma de acoso

Un hombre de 70 años ha sido condenado a un año de cárcel y el pago de una indemnización de 5.000 euros por haber mandado un ramo de 50 rosas y multitud de regalos y ofrecimientos de favores a su expareja con el intento de reestablecer la relación que la mujer había dado por acabada.

El juzgado de la ciudad italiana de Turín, donde ha tenido lugar el juicio, argumenta que se trata de un caso de acoso, aunque el propio condenado se defendiera asegurando que "sigue enamorado y que no le tocaría ni con un dedo" en referencia a la acusada. La defensa del hombre, por su parte, alega que lo único que quería era "reconquistar a la mujer con la que mantuvo una relación de 20 años".

La acusación, por su parte, alegaba que el acoso le hacía entrar en situaciones de angustia, sumadas esas experiencias en las que se encontraba con su expareja a numerosos correos electrónicos y sms que recibía de forma continua.

El abogado del acusado dice que se trata de rencor y que "se discute de amor, un amor que ha sido condenado". La sentencia dicta que si un regalo no es bien recibido o aceptado, es considerado, por tanto, acoso al no aceptarse la negativa de una de las partes.