Ideal

Hijo del Mediterráneo

Hijo del Mediterráneo
  • Newman, el bebé nacido en la balsa

Hacía horas que habían comenzado las contracciones.Faith notaba al bebé moverse «arriba y abajo».Estaba sentada en el fondo de una balsa de goma con otros cientos de personas. hacinadas, sin ver nada más que las cabezas de otros refugiados, con el agua mezclada con la gasolina moviéndose a su alrededor y empapando la parte baja de su cuerpo. No podía levantarse.No podía moverse. Solo le quedaba rezar para que terminara de una manera o de otra la pesadilla que había comenzado en una playa de Libia con otros compañeros de miserias, y las deudas y las mafias apuntándoles las espaldas.Frente a ellos, la esperanza ya casi abatida por la certeza de la muerte en el mar. Cuando los rescató el barco de Médicos SinFronteras ‘Aquarius’, una matrona atendió el parto. Al bebé de Faith (Fe, en español) le pusieron Newman. En la cubierta esperaban otras 392 personas arrancadas de las fauces del mar. 155 eran menores. Casi todos viajaban solos. Once críos tenían menos de cinco años.