Ideal

El rostro del niño de 4 años que vive la sobredosis de su madre indigna a la Red

El rostro del niño de 4 años que vive la sobredosis de su madre indigna a la Red
  • Las autoridades de Ohio han difundido un caso real para concienciar a la población de la peligrosidad que conlleva el consumo de sustancias estupefacientes y otras adictivas

Muchas son las campañas que los diferentes estamentos lanzan a fin de concienciar a la población de la peligrosidad que supone el consumo de sustancias estupefacientes y otras también adictivas. Cada vez son más, y también incrementan el impacto a través de la crudeza de las imágenes. Pero el Ayuntamiento de East Liverpool, en Ohio, ha ido más allá y ha publicado una fotografía impactante. En ella se observa cómo un pequeño de cuatro años permanece en el interior de un vehículo que se detuvo a un lado de la calzada tras mostrar una actitud temeraria. En la parte delantera, su madre y su pareja sufrían una sobredosis.

Se trata de un hecho real que data de las tres de la tarde del pasado miércoles. El policía Kevin Thompson, fuera de servicio, conducía con su vehículo propio por unas calles residenciales cuando vio un Ford Explorer negro que circulaba “de forma errática” dando frenazos poco antes de detenerse en el arcén.

El rostro del niño de 4 años que vive la sobredosis de su madre indigna a la Red

Al acercarse al coche encontró a James Acord, de 47 años, y a Rhonda Pasek, de 50. Ambos mostraban síntomas de haber consumido altas dosis de estupefacientes. En la parte trasera se encontraba un niño rubio de 4 años, hijo de la mujer que se encontraba “completamente inconsciente y poniéndose azul”. El conductor, antes de desvanecerse, dijo al agente que intentaba conducir hasta el hospital.

Fue entonces cuando una ambulancia se personó en el lugar y consiguió reanimar a ambos. En la investigación ocular se encontró un papel amarillo plegado en el asiento de la madre que contenía una sustancia en polvo de color rosáceo, un nuevo tipo de heroína que consumieron ambos.

Ahora la pareja se encuentra en la cárcel a la espera de juicio. Se les imputa hasta seis delitos en los cuales se encuentran los de atentado contra la vida de un menor e intoxicación pública. El pequeño ya ha pasado a estar a cargo de los servicios sociales de Ohio donde se espera encontrarle acomodo en una familia de acogida.