Ideal

Los mejores y peores alimentos para la salud de nuestra piel

Los mejores y peores alimentos para la salud de nuestra piel
  • La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) apunta que debemos ingerir alimentos ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales

Tras exponer al sol nuestra piel de forma continuada durante todo el verano, es necesario llevar a cabo ciertos cuidados para recuperar la salud de la piel y mantenerla saludable. Para ello, la hidratación y una buena alimentación son esenciales.

En cuanto a la hidratación, debemos ingerir una cantidad de agua suficiente para evitar la sequedad de la piel. Y en cuanto a la alimentación, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) apunta que debemos ingerir alimentos ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y aporta una lista nutrientes clave para mantener una piel saludable.

Por un lado, las vitaminas del complejo B son las que aportan muchos beneficios para la piel y se encuentra en la mayoría de los vegetales, como verduras, frutas, frutos secos, cereales, legumbres o levadura de cerveza; y también en pescados, mariscos, huevos, lácteos y carne magra.

Concretamente, los vegetales de hoja verde, las legumbres, las frutas, los cereales, el hígado y la levadura de cerveza contienen ácido fólico o vitamina B. La leche, huevos, carnes, pescados, hígado, legumbre y frutos secos contienen riboflavina o vitamina B2. Las carnes, pescados, cereales integrales y frutas disecadas contienen Niacina o vitamina B3, un nutriente que participa en la síntesis de la queratina.

Por otro lado, la vitamina A contribuye al bronceado y ayuda a mantener la piel sana. La podemos encontrar en la calabaza, china mandarina, tomate, albaricoques, zanahorias, espinacas, yema de huevo, alga espirulina y la alfalfa.

La vitamina C también es necesaria para las defensas y la síntesis del colágeno y se encuentra en las frutas cítricas, la papaya, el perejil, el pimiento crudo, los kiwis y las fresas. En cuanto a la vitamina E, que protege contra el envejecimiento y ayuda a mejorar el tejido celular, está presente en los aceites vegetales, en cereales integrales, semillas de girasol, almendras y nueves.

En cuanto a los minerales, el selenio es el mejor para proteger la piel de los tumores y melanomas. Se encuentran en la carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras. El zinc, presente en carnes, vísceras, pescados, huevos, cereales integrales y legumbres; también es necesario para mantener la piel sana.

Por último, la AEDV aconseja evitar el té, el café, las bebidas calientes, el tabaco, el alcohol y la comida picante, si lo que queremos es tener la piel completamente saludable.