Ideal

Alerta: vuelve a WhatsApp el famoso fraude de los descuentos de Zara

Alerta: vuelve a WhatsApp el famoso fraude de los descuentos de Zara
  • Esa campaña ha vuelto a surgi, por lo que los expertos advierten que los usuarios deben tener claro que nunca recibirán ese vale y que deben ignorar el mensaje

Hace algún tiempo circuló por las redes sociales una campaña de vales de descuento de Zara, que remitía al usuario a una encuesta. Una vez allí, la golosa promesa de entrega de un vale por 500 euros para gastar en la tienda de Inditex hacía caer a los más incautos, pero esos cheques nunca llegaban a sus destinatarios.

Esa campaña ha vuelto a surgir en WhatsApp, por lo que los expertos advierten que los usuarios deben tener claro que nunca recibirán ese vale y que deben ignorar el mensaje en cuestión, para evitar convertirse en víctimas de fraude. Además, los ciberdelincuentes suelen utilizar los nombres de otras marcas como Mercadona, McDonald’s o Starbucks, por lo que la advertencia se extiende más allá del fraude de Zara.

Pero si la advertencia llega tarde y ya has caído en la trampa, debes tener precaución porque puedes haber instalado aplicaciones maliciosas o haberte suscrito a servicios Premium facilitando tus datos. Para comprobarlo, los expertos recomiendan utilizar servicios como Google Alerts. Si encuentras información tuya por Internet, tienes a tu disposición los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO) al tratamiento de sus datos personales, que puedes consultar la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, puedes llamar a tu compañía de teléfono para pedir que cancelen los servicios Premium de mensajería y debes instalar un antivirus para hacer limpieza en tu dispositivo, haciendo desaparecer los posibles ‘malware’ que se hayan instalado.

En cuanto al fraude de Zara que vuelve a circular por las redes, todo empieza con un simple mensaje que te anima a pinchar en un link para conseguir 500 euros para gastar en la tienda. Una vez en el link te piden que respondas una encuesta y después te “obligan” a compartir y, de esta forma, a propagar la estafa. Es entonces cuando el usuario introduce sus datos personales para conseguir el premio que nunca llegará.