El Papa del 'vaticano español' lo deja para casarse con su novia granadina

El Papa del 'vaticano español' lo deja para casarse con su novia granadina

Gregorio XVIII, cuarto papa del ‘vaticano español’, abandona su pontificado porque ha «perdido la fe». Su pareja, que vive en Monachil, anuncia en una romería que habrá boda en verano

ANTONIO CORBILLÓN

La irrupción del amor ha provocado la mayor crisis de identidad que ha sufrido en sus cuatro décadas de historia la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Cruz, la versión española y fuera de toda norma canónica que se conoce como la Iglesia del Palmar de Troya (Utrera, Sevilla). Ginés Jesús Hernández, un exseminarista y exmilitar murciano que respondía como Gregorio XVIII, desapareció el pasado viernes. El tercer pontífice apenas había ejercido durante cinco años y abandonaba a los palmarios porque «había perdido la fe», según reza la carta que les dejó como despedida.

Exmilitar y exseminarista

Ginés Jesús Hernández ha ejercido su pontificado durante casi cinco años (2011-2016). Su sucesor, Pedro III, trata de averiguar en qué estado ha dejado las arcas.

Dos días después, el motivo de esa repentina apostasía se hacía presente en la romería de San José en Monachil, un pueblo granadino en la falda de Sierra Nevada. Nieves Triviño Girela, la animadora sociocultural del pueblo, aprovechaba la juntanza vecinal para presentar a su novio, y ya expapa. Y anunciaba que habría boda «a finales de agosto o principios de septiembre», según confirman desde la familia.

Con fama de dicharachera en Monachil, Nieves Triviño jugaba al despiste. «Sí, algo he oído (respecto a la presencia de Gregorio XVIII en su pueblo). No voy a confirmar ni a desmentir. Pero si sé que él ha decidido dejarlo porque ha perdido su fe en aquello. Le dejo tu teléfono por si quiere llamarte».

Al parecer la crisis en las creencias de Ginés Jesús Hernández (Mula, Murcia, 1959) arrancó más o menos en el último San Valentín. Nieves, que ronda los 40, colocó en el apartado de su cuenta de Facebook de acontecimientos importantes un corazón y la frase «Nueva relación. Muy feliz». Sus amigas en las redes la asaetearon a comentarios jocosos para sonsacarle algún detalle. «Gracias... pero no es de aquí», fue todo lo que les contó.

Exazafata y animadora

Técnico en la concejalía de Igualdad y Bienestar Social, Nieves Triviño tiene dos hijas adolescentes de un matrimonio anterior. La devoción por El Palmar le vino por vía materna.

El caso es que Ginés ha tirado por la borda una carrera eclesiástica en la que había invertido muchos esfuerzos. Tras la muerte del fundador de la orden en 2005, Clemente Domínguez, que reinó como Gregorio XVII, tomó el relevo Manuel Alonso (alias Pedro II), que falleció en 2011. Empezó el tiempo de Ginés, que había ejercido de abogado, secretario de estado y mano derecha de Alonso. Para dar brillo a su poder encargó su propio sello papal con una imagen del Cristo de la Sábana Santa de Turín.

Pero el tercer papa del Palmar demostró ser todavía más integrista que sus antecesores. Parecía difícil superar al fundador Clemente, cuya iluminación le llevó a excomulgar a toda la Iglesia católica oficial y nombrar santos como Francisco Franco, Cristóbal Colón, Don Pelayo, Primo de Rivera, Carrero Blanco, Eva Perón o San Adolfo (Hitler). Todo ellos tienen su estatua en la explanada de la basílica de esta particular orden junto a la del propio Clemente.

Alivio con la marcha

El paraíso celestial que estos marianistas han creado en la finca La Alcaparrosa de El Palmar de Troya tiene fama de hermético. Ginés Jesús puso una barrera más y, desde que recibió el birrete papal en julio de 2011, había prohibido cualquier contacto extramuros. «No les dejan a los de dentro hablar con los vecinos», confirman en esta pedanía de Utrera.

Tal vez por eso, la tocata y fuga del padre Sergio María, como también se conocía a Ginés Jesús, no ha sido mal recibida en esta comunidad, formada por unas 80 personas, entre sacerdotes y monjas de clausura. Durante el mandato de Gregorio XVIII se han producido varias salidas en protesta por su estilo de gobierno. En un ejercicio de agilidad inhabitual en este tipo de organizaciones, ya han nombrado sucesor. El anterior hombre de confianza del recién dimitido, del que solo ha trascendido que se llama Eliseo y es extranjero, es desde el lunes el papa Pedro III. Una de sus primeras responsabilidades es la de poner orden en las cuentas del colectivo. Nadie sabe en qué estado las ha dejado su antecesor. La Iglesia del Palmar de Troya logró un gran patrimonio inmobiliario en especial en Sevilla gracias a las donaciones de sus fieles. En los últimos años se ha especulado con una crisis vocacional y económica, lo que no les impidió dar un repaso a su inmaculada basílica, que impacta en el cielo utrerano con sus ocho torres y sus 40 metros de alto.

El origen de este experimento religioso arranca con las apariciones de la Virgen a cuatro niñas de El Palmar mientras recogían flores en 1968. Clemente Domínguez, al que en los bares gays de Sevilla llamaban en su anterior vida la Voltio, se hizo con la finca y levantó su pontificado. En 1978 y tras una visión sobrenatural (la natural estaba vedada a este hombre ciego tras un accidente) se autoproclamó papa tras la muerte del verdadero pontífice, Pablo VI.

La orden todavía conserva unos 1.500 fieles repartidos por todo el mundo y que están sometidos a un estricto aislamiento del mundo real. Salvo cuando pierden la fe como le ha pasado a Ginés Jesús.

Fotos

Vídeos