Ideal

¿Qué pasaría si metieras una hormiga (o una cucaracha) al microondas?

¿Qué pasaría si metieras una hormiga (o una cucaracha) al microondas?
  • La respuesta a esta pregunta es tan curiosa como poco predecible

Puede resultar una pregunta sin sentido -y ciertamente tiene algo de eso si no estás pensando en incorporar los insectos a tu dieta-, pero lo cierto es que la respuesta es de lo más curiosa. ¿Muere una hormiga o una cucaracha -por desagrable que te sea pensar en este bicho- morir en el microondas? La respuesta es no. Aunque lo pongas al máximo y el tiempo que tú quieras.

¿Por qué? El tipo de ondas que emite este pequeño electrodoméstico que todos tenemos en casa actuan de una determinada manera y son ciertamente limitadas. Pasan por por distintas direcciones que 'chocan' contra el alimento que queremos preparar y lo calientan por contacto, pero lo cierto es que dado que estas ondas solo actúan por ciertas zonas, no acabarían nunca afectando a los insectos que hipotéticamente se encontraran dentro. Mientras el plato gira y se produce un festival de microondas, el insecto que está dentro se las apaña para que no entren en contacto con él.

Las ondas, en concreto, salen en forma de un fino rayo que nunca vuelve al lugar de donde ha salido, pues si lo hiciera acabaría por romper el aparato. De ahí que no se puedan meter objetos metálicos dentro que romperían el estudiado diseño del funcionamiento de un microondas. De ahí también que el plato gire, para que las ondas acaben por tocar en las máximas superficies del alimento. Si estuviera parado solo pasarían por ciertas zonas y algunas quedarían frías.

Siempre y cuando el insecto que está dentro del microondas sea tan rápido como para esquivar la yincana de ondas dentro del aparato, este saldría con vida al acabar el ciclo de calor.