Ideal

Una joven denuncia que trabaja de lunes a domingo, 9 horas al día y sin vacaciones por 500 euros al mes

Trabajo de lunes a domingo, 9 horas al día y sin vacaciones por 500 euros al mes
  • Una ciudadana de Jerez publica en las redes sociales una vergonzosa oferta laboral

Las redes sociales se han hecho eco recientemente de un mensaje publicado por una ciudadana de Jerez de la Frontera, quien exponía las vergonzosas condiciones de un trabajo que le había sido ofrecido en su localidad. De acuerdo con la demandante, el empleo que le habían ofrecido en un negocio de Jerez rozaba la "semiesclavitud", según recoge La Voz del Sur.

Al parecer, el trabajo, en una panadería, era para todos los días, de lunes a domingo, sin ningún tipo de descanso ni de vacaciones. Además, la demandante debía trabajar 9 horas al día, de 6:30 de la mañana a 15:30 de la tarde, por solamente 500 euros líquidos al mes.

Del mismo modo, según la publicación de la jerezana, en la panadería le aseguraron que, de ponerse enferma, le descontarían el sueldo de los días no trabajados, y que, de hacer demasiado pan o dulces que no fueran comprados, también le descontarían el gasto del material utilizado.

"¿Así está Jerez? ¿Así está todo? Desde luego es vergonzoso. Me siento molesta", concluía la demandante en un mensaje de Facebook que ha comenzado a viralizarse por lo increíble y absolutamente denigrante de su contenido.

De acuerdo con varias fuentes sindicales de Jerez de la Frontera, esta situación no es atípica hoy día, ya que "son cientos las empresas que se están aprovechando de la desesperación de los empleados para ofrecer cientos de contratos basura".

Y es que, en una localidad donde la mitad de los parados no recibe ningún tipo de prestación social, hay numerosas personas que buscan cualquier tipo de trabajo para agarrarse a él, sean cuales sean las condiciones.

Además, los representantes sindicales denuncian los "contratos de prueba" a los que también aludía la ciudadana jerezana en su mensaje de Facebook: "Quince días de prueba sin asegurar y sin cobrar".

Al parecer, esta práctica, muy generalizada hoy día, permite a menudo hacer que la gente trabaje gratis unos días antes de dejarlo, por las deplorables condiciones laborales, sin cobrar ni un euro.