Ideal

El padre Román paga la fianza de 10.000 euros y evita la cárcel

vídeo

Furgón de la Policía Nacional que ha trasladado a uno de los sacerdotes detenidos. / Efe

  • Los otros tres detenidos por el escándalo de los abusos en la Archidiócesis de Granada habían quedado en libertad con cargos tras declarar ante el juez

El padre Román, considerado cabecilla del denominado clan de "Los Romanones", ha abonado ya la fianza de 10.000 euros impuesta por el titular del Juzgado instructor 4 de Granada, Antonio Moreno, que ha autorizado su puesta en libertad, han informado a Efe fuentes judiciales.

Los otros tres acusados por supuestos abusos sexuales a la menos un menor, dos sacerdotes y un profesor de religión, han quedado en libertad con cargos. El juez instructor les imputa distintos delitos contra la libertad e indemnidad sexual.

La causa tiene su origen en la denuncia que un joven de 24 años interpuso en octubre por supuestos abusos sexuales ante la Fiscalía, después de recibir en agosto una llamada telefónica del papa Francisco, que le pidió perdón en nombre de la Iglesia tras leer el escrito en el que le relató los hechos, ocurridos cuando era menor.

En los últimos días se ha sumado una segunda denuncia presentada por un testigo de los supuestos abusos sexuales investigados que en su momento prestó declaración y que con posterioridad decidió convertir su testifical en una denuncia ampliando datos y nombres.

'Los Romanones'

n pintor comienza a repasar con pintura blanca una de las pintadas aparecidas en rojo con acusaciones de pedofilia y pederastia en las paredes de la parroquia San Juan María Vianney de Granada

n pintor comienza a repasar con pintura blanca una de las pintadas aparecidas en rojo con acusaciones de pedofilia y pederastia en las paredes de la parroquia San Juan María Vianney de Granada / Efe

Los arrestados forman parte de un grupo conocido como el de 'Los Romanones', por el nombre de su líder, uno de los detenidos, el padre Román M. V. C., y sus integrantes tienen un alto nivel económico y cuentan con varias casas en la provincia donde supuestamente se produjeron los abusos.

La víctima envió una carta contando su caso al Vaticano y ha llegado a recibir una llamada de apoyo del propio Papa Francisco, que le pidió perdón por todo lo padecidos. Tras la llamada del Papa al joven, éste formalizó una denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que ordenó a la Fiscalía Provincial de Granada interponer 'ipso facto' denuncia contra todos los afectados.

El Papa se ha pronunciado este martes al respecto ante la pregunta de un periodista en el vuelo de regreso a Roma tras su discurso en el Parlamento Europeo y ha señalado que "la verdad es la verdad" y "no debe esconderse" en relación al asunto.

"¿Cómo lo he recibido? Con gran dolor, un gravísimo dolor. Pero la verdad es la verdad y no debemos esconderla", ha matizado el Pontífice, que ha recordado que él leyó la carta del joven que ha denunciado los hechos en primer lugar, en la que le relataba que sufrió abusos por parte de sacerdotes cuando era menor de edad, le llamó y le dijo: "Tú mañana vas al obispo".

Al mismo tiempo, según ha contado, él mismo escribió al arzobispo de Granada, Javier Martínez, para "comenzar los trabajos, hacer las indagaciones y seguir adelante".

Por su parte, los cuatro arrestados "no le encuentran explicación" a la denuncia presentada contra ellos y defienden su inocencia, según ha informado el letrado Javier Muriel, cuyo despacho, que está ubicado en Marbella (Málaga), representará a los acusados en el proceso que está abierto actualmente contra ellos.

El penalista, que ha participado en casos como el de 'Malaya', ha confirmado que los cuatro están "incomunicados" y no pueden hablar ni entre ellos y que recibieron "con absoluta sorpresa" la denuncia del joven de 24 años. "No le encuentran explicación", ha señalado el abogado, que ha lamentado que el juez haya "limitado" su derecho de defensa, ya que "no se les ha permitido escoger letrado" y actualmente están siendo representados por abogados de oficio.