Sierra Nevada

Punto final a la temporada de competiciones en Sierra Nevada

Salida dual en el segundo Trofeo Granada Sport Club./A. M. G.
Salida dual en el segundo Trofeo Granada Sport Club. / A. M. G.

Los trofeos Ruralito y Granada Sport Club, los últimos de la Copa de Andalucía de esquí alpino para niños de entre cinco y doce años

ALEJANDRO MOLINASIERRA NEVADA

Los alevines de Sierra Nevada fueron los encargados ayer de poner el punto y final a la temporada de competiciones. El sábado tuvo lugar la decimotercera edición del Trofeo Ruralito y el domingo, el segundo Trofeo Granada Sport Club, ambos valederos para la Copa de Andalucía de Esquí Alpino Infantil.

El Ruralito es todo un clásico del deporte blanco en la estación andaluza y que este año tuvo que esperar hasta el último suspiro de la temporada. Y que es si por algo se ha caracterizado esta campaña ha sido por la climatología adversa con especial incidencia durante los fines de semana. Tal y como explicó el responsable del Club Caja Rural ayer, Carlos Santandreu, «para nosotros era muy importante sacar adelante un evento que este año se ha tenido que suspender hasta en tres ocasiones. Son unas carreras muy queridas por nosotros».

En concreto, se desarrollaron dos pruebas de eslalon. Una en la pista del Paralelo, en el área de Borreguiles para los corredores U6 y U8, y otra en el Prado de las Monjas para los U10 y U12.

Se refirieron desde la organización del Club Caja Rural, a las dudas sobre el estado de la nieve, que provocaron cierta incertidumbre hasta el mismo sábado tras una semana previa en la que la lluvia afectó bastante al estado de las pistas. Los mismos responsables agradecieron profundamente el esfuerzo realizado por el departamento de competición de Cetursa Sierra Nevada, para acondicionar los trazados de competición después de haber sufrido una meteorología tan complicada. Finalmente las dos carreras se pudieron llevar a cabo con éxito, aunque algo más complicado fue el caso del Granada Sport Club. Si el sábado lució el sol, ayer la niebla fue la gran protagonista de la jornada. En este caso la competición, que también se hizo en el Paralelo, consistió en un dual con portillón de salida al estilo del esquí cross.

Fue una competición muy divertida en la que los deportistas se entregaron. A diferencia de otras modalidades más habituales como el eslalon o el gigante, en las que el deportista corre en solitario, en el dual el esquiador baja codo con codo con su oponente y eso aporta un plus de emoción que se pudo palpar en el ambiente. Todos los participantes apuraron sus opciones hasta el último momento, para tratar de cruzar la línea de meta en primera posición y no quedar eliminados. Se contó con dos cronómetros para poder establecer con la mayor precisión el vencedor de cada manga en los casos en los que los deportistas cruzaron más igualados, que no fueron pocos. Mientras, en meta, el ambiente fue vibrante, con los compañeros de club animando sin cesar.

La escasa visibilidad aportó un plus de dificultad a la prueba, que a punto estuvo de no poder llevarse a cabo por ese motivo. Finalmente se pudo desarrollar y se llegó así a la última de las competiciones que ha acogido Sierra Nevada. Una vez más, la estación andaluza se ha reivindicado como una de las principales estaciones españolas con más de 40 eventos deportivos en sus pistas. Han destacado los Campeonatos de España absolutos en esquí alpino, freestyle y snowboard, pero también ha habido competiciones para el resto de categorías, desde niños de cuatro años hasta veteranos de más de ochenta.

Fotos

Vídeos