Medio día de apertura y retenciones en la carretera

Atasco en el acceso a Sierra Nevada. /ALEJANDRO MOLINA
Atasco en el acceso a Sierra Nevada. / ALEJANDRO MOLINA

El fuerte viento ha obligado a comenzar la jornada de esquí a las doce del medio día | Nieva intensamente y es obligatorio el uso de cadenas para acceder a la estación

ALEJANDRO MOLINASIERRA NEVADA

Sierra Nevada está acusando especialmente los efectos del temporal que estos días azota a toda la provincia. El fuerte viento, que superó los cien kilómetros por hora a primeras horas de la mañana en el área de pistas, ha obligado a retrasar la apertura de la estación a las doce del medio día. En los últimos cinco días ha habido tres jornadas de cierre de la jornada completa.

Este domingo el viento ha vuelto a venir acompañado de una intensa nevada que a medio día ya había dejado en torno a diez centímetros de espesor en Pradollano. Es la parte más positiva del temporal, que está llenando de nieve todas las pistas del complejo invernal. Tras varios comunicados en los que Cetursa ha ido informando del retraso de la apertura de pistas cada hora, finalmente la bajada de la intensidad del viento ha permitido que se puedan abrir algunas pistas a las doce del medio día. En total son 19 kilómetros los que se han puesto en servicio, concentrados principalmente en el área de principiantes de Borreguieles y las pista del Río y Maribel. De los 21 medios mecánicos de los que dispone la estación tan sólo se han podido abrir siete.

En la carretera de acceso a la estación hay que destacar las retenciones que han provocado un microbús y un turismo en torno al kilómetro 28, cerca de Pradollano. Ambos han quedado bloqueados en mitad de la calzada y han provocado una retención de varios kilómetros en torno a las doce del medio día. Un poco más abajo, junto al centro de visitantes El Dornajo (kilómetro 21) la Guardia Civil impide la subida a los vehículos que no dispongan de cadenas.

Este ha sido el final de una semana que comenzó con una ocupación hotelera del ochenta por ciento y que ha visto como las cancelaciones de alojamientos y clases de esquí crecían día tras día. Si bien el incremento de los espesores en pista siempre es bien recibido, el impacto negativo en la economía de las empresas de Sierra Nevada es una realidad. A lo largo de estos días tanto Cetursa como las escuelas de esquí y hoteles se han visto obligadas a realizar devoluciones y canjes para fechas posteriores.

Según las previsiones meteorológicas, las condiciones serán similares mañana y se espera que el temporal siga presente durante toda la semana.

Fotos

Vídeos