La nieve primavera se esquía en bañador en Sierra Nevada

La nieve primavera se esquía en bañador en Sierra Nevada
ALEJANDRO MOLINA

Trescientos esquiadores en traje de baño participaron en una bajada que ya es tradición en Sierra Nevada

ALEJANDRO MOLINASIERRA NEVADA

Más de trescientas personas desafiaron este sábado al frío y al viento para participar en la sexta edición de la Bajada en Bañador de Sierra Nevada. Hay mucha nieve y faltan dos semanas para que la estación eche el cierre pero la Bajada en Bañador marca el inicio de la recta final de la temporada. El evento, que comenzó en el año 2013 con el objetivo de promocionar la Universiada de Invierno Granada 2015, fue un éxito desde el primer momento y no tardó en convertirse en una cita obligada cada primavera en Sierra Nevada.

Con esta fiesta multitudinaria se escenificó, una vez más, el relevo que toma la costa a partir de este momento. No faltó tampoco este año la degustación de productos ofrecidos por la Mancomunidad de la Costa Tropical de Granada.

El descenso tuvo lugar en las pistas de principiantes de la zona de Borreguiles, a la que los esquiadores accedieron ya en traje de baño a través de los telesillas Emile Allais y Borreguiles. La subida fue todo un desafío para los participantes, que la realizaron con una temperatura de siete grados. No obstante, el fuerte viento reinante durante toda la jornada provocó una sensación térmica mucho menor. Afortunadamente la lluvia que se esperaba no hizo acto de presencia y la acción se pudo desarrollar sin incidentes reseñables. Tras la bajada los inscritos tuvieron la posibilidad de participar en un concurso fotográfico en redes sociales en el que se debían mostrar elementos de la popular pista del Mar.

Afortunadamente la meteorología dio una tregua suficiente como para que se pudiese celebrar la Bajada en Bañador, pero muy poco después de que concluyese la fuerza del viento comenzó a ir en aumento hasta provocar el cierre de los dos telecabinas durante un buen espacio de tiempo. A las tres de la tarde se pudo reabrir el Telecabina Borreguiles y se procedió a evacuar a las personas que no estaban en condiciones de descender hasta Pradollano esquiando por la pista el Río.

Todavía se podrá esquiar en las pistas de Sierra Nevada hasta el seis de mayo si las condiciones meteorológicas lo permiten. Según comunicó este sábado Cetursa, la empresa que gestiona la estación, a partir del lunes se abrirán en torno a setenta kilómetros de pistas con espesores de entre dos y cuatro metros.

Fotos

Vídeos