Cetursa anunciará hoy si aplaza o no el inicio de temporada

Ya hay zonas esquiables cercanas a los telesillas Emile Allais y Veleta II./Alejandro Molina
Ya hay zonas esquiables cercanas a los telesillas Emile Allais y Veleta II. / Alejandro Molina

Las máquinas pisapistas están trabajando en el área de Borreguiles tratando de llegar a la fecha prevista del día 25

ALEJANDRO MOLINAGranada

A lo largo del día de hoy se sabrá si la temporada de esquí en la estación de Sierra Nevada comenzará el próximo sábado día 25 de noviembre. Según fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona la estación, será entonces cuando se valorará la viabilidad de abrir la estación, tal y como estaba previsto en el calendario oficial.

Según pudo comprobar ayer este periódico, algunas máquinas pisapistas estuvieron trabajando ayer en el entorno de Borreguiles, donde había zonas esquiables junto a los telesillas Emile Allais y Veleta II. También presentaban condiciones adecuadas las partes más cercanas a la alfombra Borreguiles, en el área de debutantes.

El trabajo de adecuación con máquinas pisapistas ha sido posible gracias a la nieve producida por los cañones, que en lo que va de semana han podido funcionar de madrugada y a primeras horas del día, cuando las temperaturas son más bajas y la humedad relativa permite que se pueda fabricar nieve. Igualmente notable ha sido el efecto de los cañones de última generación, capaces de producir hasta un 30% de nieve más con el mismo consumo energético que los modelos anteriores. Su trabajo se ha centrado en Borreguiles durante estos días.

La ausencia de precipitaciones naturales en las últimas semanas y las altas temperaturas en las horas centrales del día no han permitido que la superficie esquiable a día de hoy sea mayor, por lo que la producción de nieve mediante cañones se realiza a intervalos, cuando los termómetros y la humedad relativa desciende. Lo positivo es que las dos balsas de agua que abastecen al sistema de cañones tienen reservas de sobra. Fuera de la zona de influencia de los cañones, el aspecto de la montaña no es halagüeño. Más marrón que blanco. A las doce del mediodía las temperaturas superaban los siete grados y el anorak sobraba. Según la Agencia Estatal de Meteorología, este fin de semana las temperaturas máximas podrían bajar ligeramente y la nubosidad al final del sábado aumentaría. Otros servicios especializados confirman esta tendencia y no descartan alguna precipitación en forma de nieve, aunque de manera muy tímida, para el fin de semana.

Fotos

Vídeos