Ideal

Un Mundial «fantástico y extraordinario»

El éxito de público en las pruebas, sobre todo en las nocturnas, es uno de los aspectos más destacados por la organización.
El éxito de público en las pruebas, sobre todo en las nocturnas, es uno de los aspectos más destacados por la organización. / FERMÍN RODRÍGUEZ
  • La FIS traslada su felicitación a Sierra Nevada por la organización y el resultado final | Todas las instituciones involucradas muestran su satisfacción por un acontecimiento que ha superado las expectativas iniciales

El Campeonato del Mundo de Sierra Nevada 2017 ha rebasado la cumbre que la Federación Internacional de Esquí (FIS) marcó para encomendar a Granada los segundos campeonatos del mundo de la historia de Freestyle y Snowboard bajo el formato que el organismo internacional puso en marcha hace dos años en Kreischberg (Austria), sede de los primeros. La satisfacción entre los distintos estamentos que han participado en la organización de este evento es notoria. La estación y Granada han dado la talla. Sierra Nevada ha elevado un escalón más la magnitud que la FIS quiere otorgar a este acontecimiento de reciente cuño. Y para la estación granadina, las disciplinas de freestyle esquí y snowboard terminan de asentarse en la oferta turística y deportiva del complejo invernal después de cinco años de trabajo para dar forma a una transición hacia los nuevos modos de la nieve.

Desde dentro el grado de satisfacción es máximo. Pero también desde fuera. La FIS, a través de su representante en España, Eduardo Roldán, trasladó ayer a IDEAL la felicitación a Sierra Nevada 2017 de su presidente, Gianfranco Kasper. «He hablado con él, para ponerle al corriente de la clausura. Estaba muy bien informado de cómo ha ido todo el campeonato desde el día 6 hasta ahora. He tenido que explicarle poca cosa y me ha dicho que transmitiese a todos la felicitación más calurosa de la FIS por el fantástico y extraordinario campeonato que se ha organizado aquí. Desde mi perspectiva, me parece que no hay que añadir nada a eso. Solo dar la enhorabuena a todos y también a los medios de comunicación porque han funcionado a la perfección», detalló Roldán.

Estación «líder»

A nivel nacional, el presidente de la Real Federación Española de Deportes Invierno, May Peus, que suplió al propio Roldán en el cargo hace dos años y ha vivido su primera gran experiencia organizativa de un campeonato de este nivel internacional, también trasladó sus parabienes.

«Hay que felicitar al comité organizador encabezado por Cetursa Sierra Nevada. No lo digo yo porque soy español, pero debo transmitir lo que nos han ido diciendo todos los otros presidentes de las federaciones nacionales, los deportistas y el público en general, que están entusiasmados. Animo a Sierra Nevada a que continúe como estación líder en acontecimientos internacionales, que nos ayudan a la RFEDI para promocionar los deportes de invierno», apuntó Peus.

En Cetursa Sierra Nevada, ayer había sonrisas, porque son conscientes de que todo ha salido a pedir de boca. Su consejera delegada, María José López, se mostró agradecida por el papel desarrollado por cada una de las partes implicadas en la organización. «Tengo que agradecer, mucho, la suma de esfuerzos de la Federación Española, de la Federación Andaluza, de los voluntarios, del MADOC, de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, de todas las instituciones... Ha sido una suma continuada y, gracias a ser un gran equipo, hemos hecho un gran mundial. Creo que hemos hecho el mejor mundial que se ha celebrado hasta ahora», reflejó López, quien resaltó además el legado que queda para Sierra Nevada: «Queríamos que todos los deportistas nacionales y locales tuvieran un escenario fijo donde entrenar y creo que ese es el mejor legado que puede dejar Sierra Nevada».

Al mismo tiempo, desde Cetursa se habían marcado otro objetivo, que la estación continuara con su actividad normal y que el campeonato fuese «un valor añadido». «El que viniera a esquiar se iba a encontrar con el mayor espectáculo del mundo en nieve. Compatibilizar las dos cosas era el objetivo y lo hemos conseguido. Tenemos un clima excepcional y una fortaleza, que es tener una ciudad como Granada a 30 minutos y un entorno que te ofrece pueblos de todo tipo y con mil cosas qué hacer». Recordó que llevan trabajando cinco años para llegar a este punto. «Nada de esto ocurre por casualidad. Decidimos apostar por estas disciplinas tan novedosas, tan espectaculares y tan vinculadas a ese segmento joven, y lo hemos conseguido poco a poco».

Otro valor añadido han sido las jornadas nocturnas y la gran acogida de público que han tenido las pruebas, un déficit habitual en este tipo de acontecimientos de nieve. «Esto parecía Austria. Cuando estuvimos en Kreischberg hace dos años yo decía qué cantidad de gente había. Lo hemos superado con creces, había muchísima gente en todas las pruebas, pero las nocturnas ha sido todo un éxito, por eso quiero agradecer a todo el público que ha venidi por darnos calor y a animar a todos los deportistas». La presencia del Rey de España, Felipe VI, el primer fin de semana, es otro ingrediente que se destaca por el respaldo que supuso para otorgar al evento una magnitud institucional de primer rango. «Además, se lo pasó fenomenal», apuntó López.

Las nocturnas, un acierto

El éxito de las pruebas nocturnas fue resaltado también por la directora del programa deportivo de Sierra Nevada y de este Mundial, Reyes Santa Olalla. «En líneas generales, todo ha sido fantástico. Obviamente, hay cosas que se pueden mejorar pero hemos tenido mucha suerte con lo que no podíamos controlar, el tiempo. Yo tenía un poco de miedo con los deportistas en cuanto a alojamiento, transportes y demás, pero no ha habido casi ningún problema. Y en cuanto a la parte técnica de las pistas, la gente ha estado muy contenta. Se ha trabajado duro y las pruebas nocturnas han sido un acierto. Ha subido mucha gente que no lo había visto nunca y todos los comentarios que me han llegado son positivos. Se ha acercado el espectáculo al pueblo. Es algo que antes no se había conseguido y aquí todos los días las gradas estaban llenas. Creo que lo hemos hecho lo mejor posible, que se pueden mejorar cosas pero en líneas generales el balance es muy, muy bueno».

Para Sierra Nevada hay una herencia, pero Granada y su provincia también han gozado de protagonismo. El alcalde de la capital, Paco Cuenca, presente ayer en la línea de meta y en la ceremonia de clausura incidió sobre «la imagen de Granada al exterior». «Valoramos que haya habido cerca de veinte televisiones nacionales y cientos de periodistas aquí, que trasladan una imagen de Granada de excelencia. No solo porque tenga muy cerca la Costa o tenga el primer monumento de España, sino porque además tiene una magnífica estación de esquí. La imagen de diversidad, de riqueza y una oferta completa como tiene Granada hay pocas ciudades en Europa que puedan presentarla». Además, Cuenca destacó «el prestigio» que supone «organizar un campeonato» de este nivel. «No todo el mundo puede hacerlo y con la colaboración de todas las instituciones», dijo.

Un Mundial «fantástico y extraordinario»

/ FERMÍN RODRÍGUEZ

Hizo hincapié también en el aspecto económico. «Son prácticamente de 4.000 a 5.000 pernoctaciones fijas, muchas de ellas en la capital, que nos ha permitido generar una repercusión económica muy importante. Todo eso debe de tener una traslación en el futuro: imagen, prestigio y parte económica. Hay un antes y un después de este Mundial. A partir de ahora hay de 2.000 a 3.000 personas que vuelven a su país diciendo que en Granada hay una auténtica joya en cuanto a oferta y calidad para montar eventos de este calado», resumió el edil de la capital granadina.

Y a partir de hoy, ¿qué ocurrirá? A Reyes Santa Olalla, la experiencia deportiva como esquiadora de baches que fue le dice que Sierra Nevada «ya está muy posicionada en estas disciplinas» y está capacitada para que lo desee. Ofrece una pista sobre el futuro: «Vamos a dar un poco de tiempo para descansar pero creo que la estación se posicionará para que alguna Copa del Mundo de alguna disciplina se celebre aquí en años venideros», avanzó. Hasta la próxima.