Ideal

El álbum de fotos que no tiene precio

  • Los participantes de los Mundiales se convierten en los mejores embajadores de Granada con sus imágenes en Instagram

Es probable que, si no es usted aficionado a los deportes de invierno, no conozca a ninguno de los que aparecen en las fotos de esta galería. En cualquier caso, lo que sí debe saber es que sólo los reunidos en estas dos páginas acumulan 153.096 seguidores en Instagram y que, en todos los casos, se trata de personas que han subido imágenes a esta red social alabando diferentes aspectos de Granada. Una promoción turística de un valor incalculable para la provincia y con el ‘plus’ de haber sido realizadas por deportistas de élite disfrutando, en muchas ocasiones, de su tiempo libre entre competiciones.

Los participantes en los Mundiales de snowboard y freestyle ski no han limitado sus estancias en Granada al deporte. Ni mucho menos. Han paseado por el Albaicín, tomado el sol en Almuñécar o visitado la Alhambra. De todos ellos, mención especial merecen las hermanas canadienses Dufour-Lapointe. Las tres, competidoras en la categoría de baches del freestyle ski, posaron juntas en Almuñécar, donde una de ellas, Maxime, llegó a definir la localidad costera como «mágica para la moral y la energía, es justo lo que necesitaba», después de mostrar en Instagram cómo se bañaba en la playa y antes de disponerse a subir a Sierra Nevada y coger sus esquíes. Su hermana Justine, que consiguió una medalla de bronce en baches, resaltó en una foto sobre la arena de la Costa Tropical que «nada sienta mejor que hacer ejercicio sobre la playa».

También estuvo en Almuñécar su compatriota Mikaël Kingsbury, quien antes de participar en los Mundiales –en los que alcanzaría un tercer puesto en los baches– subió una imagen en la que lucía el globo de cristal que se otorga a los ganadores de la Copa del Mundo de esquí en un contexto tan poco frecuente como una playa, en este caso, una sexitana.

Ese contraste entre sol y nieve llamó la atención de muchos de los deportistas de estos campeonatos. Por ejemplo, la australiana Danielle Scott, que consiguió la plata de los aerials en categoría femenina, disfrutó de una de las terrazas de Sierra Nevada mientras tomaba el sol y destacó en Instagram las «fabulosas vistas» que tenía ante sí. Y el belga Seppe Smits, campeón mundial de slopestyle de snowboard, señaló junto a una panorámica en la que se vislumbraba el paisaje granadino desde la pista que «aquí se siente uno como si estuviera en verano». Días después, publicaba otra entre un paisaje nevado y admitía que «el invierno ha vuelto».

Atardeceres

Otro medallista en estos Mundiales, el australiano David Morris, que obtuvo el bronce en aerials, escribió que «no creo que haya habido nunca un fondo tan épico como el que se encuentra en Sierra Nevada», junto a una imagen del radiotelescopio. Además, no faltaron en su cuenta de Instagram fotos de los crepúsculos que se ven desde la montaña – «es mi primera vez aquí y no me ha decepcionado» escribió junto a uno de ellos–, algo que fascinó a muchos de los participantes, como al estadounidense Brad Wilson, quien publicó en la red social otra imagen acompañada de una frase en la que aseguraba que «voy a echar de menos estos atardeceres».

Más de uno bajó a Granada entre ensayo y ensayo sobre la nieve. Por ejemplo, la campeona del mundo en slopestyle Laurie Blouin hizo turismo en la capital, al igual que la estadounidense Faye Gulini, bronce en boardercross por equipos, que subió una foto posando en Plaza Bib-Rambla, o su compatriota Chris Corning, tercero en slopestyle de snowboard y segundo en big air, quien estuvo en la Alhambra y, en concreto, en el palacio de Carlos V. También subió otro vídeo a Instagram en el que calificó el paisaje de Sierra Nevada como «asombroso».

Pero si hubo unos protagonistas a los que marcó Sierra Nevada, esos fueron los estadounidenses Hagen Kearney y Nick Baumgartner, campeones del mundo de boardercross de snowboard por equipos. «Siempre amé España. Es uno de los sitios más enrollados del mundo. Me encanta el sol y estos días anteriores han sido estupendos aquí, en esta estación, que es maravillosa», dijo el primero tras ganar el título. Su compañero Baumgartner lució en Instagram las imágenes de un paseo por el centro de la capital, Catedral incluida, y tampoco escatimó en elogios a esta tierra con el oro colgado del cuello : «No hay un sitio mejor para competir que España. En ningún otro lugar hay tanta gente, ni te encuentras un público tan ruidoso. Nos encanta Sierra Nevada. Y nos encantan las mujeres españolas», concluyó.