Ideal

Dieta granadina para campeones

Se necesita mucha organización y habilidad para servir en un gran evento como este.
Se necesita mucha organización y habilidad para servir en un gran evento como este. / GRUPO ABADES
  • El Grupo Abades se hace cargo de la alimentación de los deportistas durante este Mundial de Sierra Nevada

Un campeón también es lo que come. Los que se cuelgan medallas estos días en Sierra Nevada están siendo alimentados por los cocineros del Grupo Abades, que están preparando 1.500 menús diarios para deportistas. Una titánica tarea de organización y habilidad que no coge de sorpresa a estos profesionales, que ya han puesto sus conocimientos a disposición de otros eventos de este tipo.

José Cascales, chef del Grupo Abades, dirige un equipo de treinta personas en el que la organización es indispensable. «Seguimos una planificación establecida hace varios meses y ahora es simplemente seguir el día a día, cuento con un buen equipo», explica. Toda planificación parece poca para más de mil menús diarios, pero ellos siempre cumplen.

25.000 son los menús que el Grupo Abades habrá distribuido al finalizar los campeonatos del mundo de Sierra Nevada. De ellos, de forma aproximada 4.000 consisten en un picnic a personal voluntario y 19.800 en buffets o finger-buffets (para comer con las manos) para deportistas y miembros de la organización.

Productos de la tierra

Los menús pueden catalogarse de dieta mediterránea e incluso granadina por contener productos de la tierra como el pescado de la costa de Motril, carnes de Loja y comarca o las ensaladas con ingredientes procedentes de la vega de Granada.

Ensalada, pasta, pescado, carne, guarnición y postre componen estos menús que se dividen en ‘islas’ con especificaciones del tipo de alérgenos para que cada cual tenga claro qué come, dentro de lo que su estilo de vida le permite comer.

Prima la variedad. «Es lo que se persigue, que el cliente pueda elegir su propio plato. Se intenta que no tenga muchas especias, que tenga pasta sola y recién hervida como las verduras, platos al vapor, pescados ligeros y salsas que no sean complicadas», desarrolla José Cascales. «En resumen, un menú sano y hecho para deportistas. La gente está contenta», asegura.

Para desplazar esta cantidad ingente de alimento desde Granada a Monte Bajo en Sierra Nevada se utilizan telesillas y vehículos ‘orugas’, debido a la imposibilidad de emplear camiones. Una tarea laboriosa, cuanto menos.

Experiencia

Abades, una empresa familiar de Loja que cuenta con 1.200 trabajadores, ya ha trabajado en eventos deportivos como el Mundial de Baloncesto de 2014, el Mundial de Tiro, la Vuelta Ciclista a España, la Glof Trael Market o la Copa Davis en Sevilla, con una gran dimensión. Con el Mundial de Sierra Nevada vuelve a estar a la altura.