Ideal

Una montaña de oportunidades

Una montaña de oportunidades
  • La innovación define a la nueva generación de empresarios de la Sierra

Existe en marketing una estrategia que recibe el nombre de 'los océanos azules'. A grandes rasgos, consiste en encontrar un mercado totalmente nuevo, un producto inédito o una forma de llegar al cliente distinta a las establecidas. En ocasiones, un cambio de perspectiva, unida a la imaginación más una pizca de locura pueden ser la receta para salir adelante en mundo empresarial.

Sierra Nevada también puede ser un océano azul, una inmensa oportunidad empresarial de color blanco. No son pocos los que dicen que en la estación hay sectores saturados o que ya no caben más negocios. Frente a las posturas más pesimistas y las visiones empresariales tradicionales existe en Sierra Nevada una nueva generación de jóvenes empresarios que se resiste tirar la toalla. No solo no se dan por vencidos, sino que están demostrando una gran capacidad de adaptación e innovación.

Muchos no lo sabrán, pero la única marca de esquís española es de un joven de la Sierra. Se podría decir que José Antonio Peinado nació en la estación. Inquieto y enamorado del esquí, nunca ha dejado de emprender. Desde hace unos años está inmerso en su empresa, llamada KustomSkis. Aunque la fabricación la hace fuera de España, se trata de una marca nacional cuya seña de identidad es la personalización. No hay unas tablas iguales que otras. El cliente es el que decide el diseño de la imagen de sus esquís. También puede pedir que sean los propios diseñadores de la marca los que le 'customicen' el material e incluso hacerlos con su foto si lo desean.

No menos interesante es el caso de Juan Miguel Bernal. Aunque es valenciano, también se ha forjado como snowboarder en Sierra Nevada. No sabemos hasta donde llegara su aventura empresarial, pero puede que se trate del próximo referente en el snowboard, como en su día Burton, toda una leyenda de este deporte. Bernal ha patentado un sistema de fijaciones para las que no hace agacharse a la hora de quitárselas. Con un leve movimiento del pie es posible quitarse la tabla y acceder al remonte andando. De vuelta a la pista, basta con echar la tabla al suelo y volver a anclar las botas en a penas unos segundos, sin sentarse ni agacharse. Los que conocen este deporte saben lo incómodo que resulta soltar y volver a abrochar las fijaciones cada vez que se sube y se baja de un remonte. El sistema llamado 'snow dings' recuerda al de los pedales automáticos de las bicicletas y los expertos que lo han probado coinciden en que puede ser un éxito total. Como en todos los sectores, cuesta vencer las reticencias ante un producto tan novedoso, pero de una cosa no hay duda, cuando Juan Miguel entra y sale de un remonte con su prototipo se convierte en el protagonista. No hay rodee que no le pregunte por el invento. En las escuelas y los alquileres dicen que puede ser una revolución.

Nueva central de reservas

Igualmente novedoso es el nuevo proyecto de Guillermo Sánchez, que ha creado el portal de reservas 'Best Sierra Nevada'. A priori puede parecer una central de reservas más, hay muchas cosas que lo hacen diferente y único. Tal y como explica Guillermo, «nosotros siempre tenemos en la estación una persona de soporte para atender personalmente a cualquier cliente. Lo habitual es que las centrales de compras por Internet no den esta posibilidad, de manera que si ocurre algún problema al llegar al destino, solo puedes solucionarlo telefónicamente». Tampoco hasta ahora existía un portal de reservas centrado únicamente en Sierra Nevada que contase con todos los servicios que ofrece la estación, agrupando un gran número de empresas de lo mas variado. Así, no solo se pueden reservar habitaciones de hotel, es posible gestionar el material, la ropa e incluso el servicio de fotografía durante la jornada de esquí. Ofrecer tantos servicios ha obligado al joven empresario a realizar un gran esfuerzo cerrando acuerdos a lo largo y ancho de la sierra. A pesar de su juventud y lo novedoso de la plataforma, Guillermo asegura que no ha encontrado reticencias y todo el mundo le ha abierto las puertas. Y es que esta es una empresa creada por gente de la estación, conocedores del producto en profundidad. «Sabemos que en muchas ocasiones el cliente que viene a Sierra Nevada se va sin haber disfrutado de todo lo que ofrece la estación, se pierden muchas cosas. Nosotros nos hemos criado aquí pero también hemos podido conocer muchas estaciones fuera de España. Somos conscientes del potencial de Sierra Nevada y queremos que todo el mundo lo vea», explica Guillermo.

También de la mano de un joven empresario ha llegado el cabaret a la nieve. Guillermo Croveto lleva mucho tiempo siendo profesor de esquí y compaginándolo con la música. Artista polifacético, desde el año pasado ofrece su espectáculo de cabaret los sábado por la noche en Borreguiles. A más de 2.000 metros de altura y rodeados de nieve, los clientes del Restaurante Borreguiles pueden cenar disfrutando de un espectáculo de cabaret. A priori puede parecer arriesgado, pero lo cierto es que son un éxito.

No son los únicos emprendedores de la sierra, pero representan un buen ejemplo de lo que esta montaña puede ofrecer con imaginación y ganas de innovar. Solo hace tener pasión por la nieve y ganas de avanzar para descubrir un nuevo océano azul en el macizo de Sierra Nevada.