Una Semana Santa en verde, amarillo y rojo

Una Semana Santa en verde, amarillo y rojo
RAMÓN L. PÉREZ / ALFREDO AGUILAR / LUCÍA RIVAS / JORGE PASTOR

La ocupación hotelera se resiente por los pisos turísticos no dados de alta | Aunque no se hayan registrado incidentes graves, la Policía Local ha llevado a cabo ocho detenciones, tres de ellas por lanzamiento de objetos a los pasos

FERNANDO ARGÜELLES y YENALIA HUERTASGranada

La Semana Santa granadina brinda al visitante una experiencia única de sentimientos, emociones, estampas, olores y... colores. Y en la que acaba de terminar no ha sido todo color de rosa. En el plano de la ocupación, la oferta de las viviendas con fines turísticos no dadas de alta ha tenido su reflejo: el jueves, el viernes y el sábado había habitaciones disponibles en Granada. Este lado ‘oscuro’ del negocio turístico constituye un «problema serio» en la capital, como admite el presidente de la Federación Provincial de Hostelería y Turismo, Trinitario Betoret.

Hay otros datos que sí iluminan las estadísticas locales y que hacen que el gobierno municipal, a través de su concejala de Turismo, Raquel Ruz, califique la Semana Santa de 2018 de «magnífica». Uno de ellos, el que haya aumentado la estancia media del visitante en la capital. Un 70%, según las cifras que maneja el Consistorio, ha pernoctado tres o más noches en la urbe. Otro dato positivo es que, aunque el turista nacional siga predominando, cada vez son más los extranjeros que eligen Granada para vivir la tradición. Se ha notado una mayor presencia de turistas de larga distancia: de Alemania, China, EEUU, Japón, Argentina...

En el plano cofrade, ha habido más mantillas y una buena asistencia al costalero, aunque los nazarenos que salen vestidos con la túnica sigan siendo pocos teniendo en cuenta el número de hermanos de muchas cofradías. No se han cantado tampoco demasiadas saetas y se ha echado de menos un horario del metro más ‘generoso’ en los primeros días.

El cuidado de las cofradías en sus pasos ha sido sobresaliente, como la afluencia de público que ha arropado los desfiles procesionales. El mal tiempo o el frío no ha frenado las ganas de los fieles y turistas de disfrutar unos días en los que muchos bares han hecho cajas inusuales y los obradores no han defraudado a la hora de deleitar con los dulces típicos de estas fechas. Sí han faltado balcones engalanados, pero ha sobrado respeto.

No ha habido incidentes graves, se han reducido un 40% los leves y Granada ha dado imagen de lo que es: una ciudad segura, si bien algunos lanzamientos de objetos a algunos pasos han empañado momentos puntuales de los cortejos. De hecho, a tres de las ocho personas que la Policía Local ha presentado ante la Nacional «en calidad de detenidas» se les denunció por esa reprobable conducta, que puede constituir un delito contra los sentimientos religiosos.

Un total de 75 intervenciones ha tenido estos días la Policía Local de Granada. En cuanto a las asistencias sanitarias se han registrado 113, mientras que las actuaciones de Protección Civil han sido 56, y 57 las de Cruz Roja, según los datos que maneja la Policía Local, en los que figura una asistencia del 061, otra del SAS y una de los Bomberos. Estos tuvieron que acudir a la calle Monjas del Carmen ante un posible escape de gas que resultó ser una falsa alarma. A resaltar también el esfuerzo para mantener limpias las calles. Ha habido requerimientos de servicio diarios en cuatro puntos –Gran Vía, Isabel la Católica, San Matías y Puerta Real–, aparte de los tres días de intervención especial con el riego de la calzada previo.

Fotos

Vídeos