Pregonadas las Semanas Santas de Motril, Almuñécar, La Zubia y Loja

Pregonadas las Semanas Santas de Motril, Almuñécar, La Zubia y Loja

F. A.

El pasado fin de semana el mundo cofrade de la provincia granadina tuvo varias citas de gran importancia, concretamente en los municipios de Motril, Almuñécar y Loja. En los tres se anunciaba, oficialmente, la cercanía de una nueva Semana Santa a través de los pregones organizados por sus agrupaciones de cofradías.

Loja ha sido una de las ciudades andaluzas más madrugadoras a la hora de pregonar la Semana Santa. Lo hacía la tarde del pasado viernes, con la voz de Gonzalo Espejo, quien, en una amplia explicación y aportación de datos históricos, recorrió el porqué de cada detalle, paso, momento de la Semana Santa Lojeña. Prendiendo un gran cirio, de devoción y de amor por la Semana Santa, arrancaba su pregón Gonzalo Espejo, que empezaba su discurso aludiendo a cómo recordaba en su niñez el paso de un Cristo semidesnudo atado a una columna. El pregón de Espejo fue aportando luz, la de su cirio, a la evolución de la Semana Santa en general y lojeña en particular con multitud de datos históricos. Gonzalo se sirvió de la música de la Banda de Cornetas y Tambores 'Flor entre espinas' en su intervención, en la que también habló del surgimiento en 1669 de la Hermandad Servita de la Santísima Virgen de los Dolores y de cómo hasta 1833 la Semana Santa Lojeña debió de tener una estructura clara. También de sus peculiaridades, de esas figuras no penitenciales que hacen especial y única a la Pasión lojeña. Los 'armaos' y los apóstoles, los horquilleros y 'pediores' y, como no, los incensarios. Emilio Padilla, 'pedior' de Las Angustias, interpretó una de los peculiares cánticos que hacen estas figuras para pedir donativos, una realidad de la Semana Santa Lojeña "que se recuperó en 1999 después de estar 25 años perdida", recordó Gonzalo Espejo, para dar paso a otro de los momentos más emotivos, la saeta en la voz de Cristian Delgado. Con una extensa explicación de porqué el Vía Crucis, la importancia de la cruz y el nazareno, el Sepulcro y los crucificados lojeños, Espejo no pudo evitar hacer una evocación del Cristo de los Favores. Tras recorrer sus vivencias por calles y plazas lojeñas, Espejo hablaba de su hermandad de la Santa Vera Cruz, Jesús Preso y Nuestra Señora de los Dolores. Con el poema 'Letanía', de la autora grecochipriota, Kleri Angelidu, invitó el pregonero a vivir la Semana Grande.

En el mismo acto, el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, y el presidente de la Agrupación de Cofradías, Ramón Pérez, entregaban la ‘Naveta de Honor’ de este año a José Andrés Tortosa, fundador de la Cofradía del Santísimo Cristo de los Favores, además de persona clave en el cambio y desarrollo que vivió la vida cofrade lojeña a partir del último cuarto del siglo XX. Tortosa recogió este importante reconocimiento con modestia y agradecimiento. "Hay muchas personas que lo merecen más", decía, mientras comentaba sentirse emocionado "al ver la evolución que ha tenido la Semana Santa de Loja". Con un recuerdo para sus padres, para su hija y su nieto, para su mujer y su hijo fallecidos y para todos los que le ayudaron en su dedicación cofrade, Tortosa dedicaba la Naveta a su cofradía". "Es de todos ellos", concluía su intervención.

Motril

El sábado fue Motril la localidad que exaltó su Semana Santa. El acto se desarrollaba en el bello marco del Teatro Calderón de la Barca, organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa. Este año ha estado a cargo de la cofrade motrileña María Jiménez Muriel, actual presidenta de la Gestora de la Muy Antigua Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús y Primitiva y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera Cruz (Cristo de la Expiración) y María Santísima del Valle, además de vice-hermana mayor de la Real e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Cabeza Coronada. La pregonera, que fue presentada por el también cofrade Francisco Luis Martín Oliva, ha mezclado la prosa con la poesía, y con el Cristo de la Salud como hilo conductor, ha glosado el sentimiento de hermandad que tiene que imperar entre las cofradías de Semana Santa.

El Pregón Oficial contó con la participación de la Agrupación Musical de María Santísima de la Estrella de Granada. Ha sido un emotivo acto al que han acudido la alcaldesa de Motril, Flor Almón, los tenientes de alcalde Francisco Sánchez-Cantalejo y María Ángeles Escámez, el concejal de Cultura, Francisco Ruiz, y otros miembros de la Corporación. Almón ha felicitado al presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Motril, Antonio Hernández, “por el mimo” con el que han preparado el pregón en el Teatro Calderón y ha destacado el sentimiento que la pregonera, María Jiménez Muriel, ha dado a sus palabras, “magníficamente cerradas por la Agrupación Musical de María Santísima de la Estrella”. “La Semana Santa es una de las épocas del año más especiales para muchas personas en Motril. La pregonera vive intensamente la Semana Santa motrileña, ya que es cofrade desde su infancia y además es madre de una de las personas que es un valor no sólo para la Semana Mayor motrileña, sino también granadina. Nos ha emocionado la glosa que ha hecho de cada una de las imágenes de nuestra Semana Santa, y especialmente los titulares de su Cofradía, a los que les profesa una gran fe. También nos ha llevado hasta las calles de nuestra ciudad, a los aromas a incienso, a cera y a flores invaden cada rincón, esquina, plaza y calle por los que transitan los pasos de nuestras Cofradías”, ha afirmado Flor Almón, quien ha hecho un llamamiento “a disfrutar de nuestras tradiciones, tal y como se vivió en la Magna”.

La Zubia

En La Zubia también se desarrollaba el Pregón de su Semana Santa, que en esta ocasión estuvo a cargo del joven cofrade Alejandro Vílchez Iglesias, quien estuvo presentado por Manuel Sánchez Salmerón, y en el que no faltó vivencias del pregonero y poemas. Además, habló de la caridad en las hermandades y la actitud que deben tener los cofrades y cristianos, plasmando también la ausencia de Jesús Nazareno por su proceso de restauración y de lo que está suponiendo. Reclamó una mayor intervención de los jóvenes cofrades de La Zubia en la hermandad de su pueblo y terminó, tras un poema dedicado a la virgen de los Dolores, con un repaso histórico de La Zubia y sus principales devociones. Tras la lectura del pregón, el hermano mayor, vice hermano mayor, secretario y tesorera de la cofradía zubiense hicieron entrega de diplomas a las personas, asociaciones e instituciones que han colaborado con la hermandad y en pro de la Semana Santa y las tradiciones de La Zubia. Se contó con el acompañamiento de la Banda de Música de La Zubia, que interpretó un concierto de marchas durante el acto.

Almuñécar

Por último, Almuñécar también celebró su Pregón Oficial en la jornada del pasado sábado. El sexitano David Martín García fue el pregonero, quien estuvo presentado por Juan Miguel Jerónimo Ruiz.

Martín dejó patente a lo largo del Pregón su “vocación” cofrade desde pequeño y toda la trayectoria vivida y compartida como un reflejo importante de la nueva generación de almuñequeros que viven y trabajan en pro de la Semana de Pasión sexitana. El pregonero hizo un recorrido de los distintos titulares de la Semana Santa almuñequera desde lo más religioso hasta el reflejo de lo social y devoto en las estaciones de penitencia. Para ello, no solamente exaltó momentos poéticos sino también se apoyó en las intervenciones musicales del pianista Julio Marín y el tenor Rafael Lara. El pregonero sexitano recordó momentos anecdóticos y también de homenaje a muchos cofrades que le marcaron en algún momento de su vida o destacaron en sus respectivas cofradías. Otro momento destacado del pregón lo ocupó el Viernes Santo por sus olores matinales y los movimientos de la Centuria Romana que se preparan para la celebración de ‘El Paso’, donde se manifiesta la Almuñécar más devota.

El acto, que fue presidido por el cura párroco, Vicente Guerrero, el concejal de Turismo y Comercio, Rafael Caballero Jiménez, y el Hermano Mayor de la Agrupación, Javier Zarcos, estuvo amenizado de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Encarnación de Almuñécar, rindiéndose homenaje el mismo a dos cofrades destacados: Carmen Jiménez Cosano y Francisco Martín Vílchez.

Fotos

Vídeos