La Pasión según Motril

La Pasión según Motril

La ciudad costera celebró su magna procesión ante miles de personas

FERNANDO ARGÜELLES

Faltaban algunos minutos para las cuatro de la tarde cuando las puertas de la casa de hermandad de la cofradía del Gran Poder se abrían de par en par en la tarde de este sábado 21 de octubre, una fecha que ya ha pasado a la historia de Motril. Se iniciaba así la celebración de la magna procesión ‘Ecce Agnus Dei’, con la que se conmemoraba el cincuenta aniversario de la Agrupación de Cofradías, más de nueve horas en las que Motril mostraba, de forma extraordinaria, como cada Semana Santa conmemora la pasión y muerte de Cristo.

Para ello, un total de 11 pasos conformaron la procesión que fue seguida por miles de personas y en la que participaron 10 imágenes de Cristo: la Borriquita, Humildad (Oración en el Huerto), Perdón, Nazareno, Pasión, Gran Poder, Expiración, Salud, Buena Muerte (Silencio) y Santo Sepulcro, además de la Virgen de la Soledad. Ya desde por la mañana temprano las calles de Motril fueron un continuo ir y venir de personas por las distintas iglesias y casas de hermandad para contemplar cómo estaban montados los pasos, muchos de ellos presentando novedades respecto a su presentación de cada Semana Santa. Además, el mediodía los bares de la ciudad presentaron una gran animación, ya que incluso se había puesto en marcha la iniciativa ‘Gastromagna’, en la que más de una decena de establecimientos prepararon tapas y menús especiales para este día, con los productos y recetas típicas de la Cuaresma y Semana Santa como protagonistas. No solo los bares pudieron hacer ayer su particular ‘agosto’ en un solo día, ya que también los hoteles de Motril y pueblos cercanos tuvieron llenos totales en muchos casos, y todo gracias a las cofradías, que lograron reunir en las calles de Motril a miles de personas, algunas incluso llegadas de procedencia lejana, teniéndose incluso que habilitar zonas especiales de aparcamiento para vehículos particulares y los numerosos autobuses en los que se desplazaron los viajes organizados por hermandades y colectivos de distintas ciudades andaluzas.

Procesión

La primera cofradía que se ponía en la calle era la del Gran Poder, a la que siguió el Perdón, luego el Nazareno, la Veracruz, el Cristo de la Salud… y así poco a poco cada uno de los pasos que conformaban el cortejo. Todos se dirigieron desde sus sedes hasta la Plaza de la Coronación, acompañados desde el primer momento por numeroso público que fue creciendo según pasaban las horas. En la plaza de la Coronación se había dispuesto un gran altar para la celebración de una eucaristía, quedando situados seis pasos a un lado del mismo, cuatro a otro y la imagen del crucificado de la Salud, que también cumple cincuenta años, presidiendo el escenario desde el que el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, presidió la solemne eucaristía que se iniciaba a las siete de la tarde y en la que estuvo acompañado por varios sacerdotes más. A esa hora ya daba la sombra en el centro de la plaza, donde se habían dispuesto medio millar de sillas que fueron pocas para el gran número de personas que se acercaron al recinto, abarrotado de público desde mucho antes, ya que todos querían tener la fotografía histórica de ver juntos a los diferentes pasos de Cristo de la Semana Santa motrileña.

Fue al término de la celebración religiosa cuando se inició la magna procesión, propiamente dicha. A partir de las 20,30 horas comenzaron a formar el cortejo las hermandades para hacer el recorrido oficial, y lo hacían siguiendo el orden cronológico de la pasión de Cristo, desde su Entrada Triunfal en Jerusalén hasta su entierro, y la Virgen quedando en Soledad. Para esa hora ya estaban abarrotadas las calles por las que discurría el cortejo, siendo la Avenida de Salobreña, pie del Cerro de la Virgen, Avenida de Andalucía y calle Nueva los puntos álgidos del recorrido, y donde no faltaron sillas para hacer más cómoda la visión del cortejo. La Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Despojado de sus Vestiduras de Granada abría la comitiva, estando cada uno de los pasos acompañado de un pequeño cortejo de sus hermanos donde no faltaban varios cofrades con velas, la presidencia con el guión corporativo y el cuerpo litúrgico de cada una de las imágenes.

La ‘Ecce Agnus Dei’, ‘He aquí el Cordero de Dios’, ha sido así una oportunidad única para que muchos visitantes de otros puntos de Andalucía pudieran conocer la Semana Santa motrileña. Además, los propios cofrades de la ciudad han podido ver sus tradicionales pasos presentados de un modo distinto al habitual, ya que la mayoría presentaron novedades, tanto en su exorno floral como en la vestimenta de las imágenes. Así, la novedad más significativa fue ver a la cofradía de la Soledad con un nuevo modo de portar el paso, desapareciendo los hombres de trono y siendo una cuadrilla, con trabajo a costal, la que se encargó de sacar a la calle a la dolorosa, teniendo relevos tanto masculinos como femeninos, algo que se mantendrá a partir de ahora en la salida procesional de cada Semana Santa.

Distinta fue también la presentación de Jesús del Perdón, que vistió una túnica morada de ricos bordados cedida por la cofradía granadina de Jesús del Rescate. También recibía enseres prestados la hermandad de la Veracruz, entre ellos el ‘manto de las granadas’ y una corona de capilla del siglo XVII, pertenecientes al ajuar de María Santísima de la Amargura Coronada de Granada, además de los faroles del paso de Jesús del Amor y la Entrega y los arcángeles de la hermandad del Triunfo, también de Granada. De todos modos, lo más destacado de esta hermandad fue volver a contemplarla en la calle, tras varias Semanas Santas sin salir debido a la suspensión que se había hecho de la misma por la crisis interna que atravesaba. De hecho, el crucificado de la Expiración no había salido a la calle desde el Viernes Santo de 2014, año que precisamente sufrió una caída la imagen desde lo alto del paso. En esta ocasión presentaba el paso una nueva configuración de las imágenes, recreando la escena del calvario al pie de la cruz con las imágenes de María Santísima del Valle y San Juan Evangelista. Soledad y Valle no fueron las únicas dolorosas que participaron en el cortejo, ya que en el paso del Gran Poder no faltó la imagen de María Santísima del Mayor Dolor, como es tradicional.

Música

Sin lugar a dudas, la procesión presentó numerosos detalles y novedades del gusto de los cofrades, lo que hacía aún más histórica la procesión de este sábado, en la que las cuadrillas de costaleros también presentaron novedades, y no solo porque muchas cuadrillas lucieron camisetas conmemorativas del evento, sino porque a las trabajaderas motrileñas llegaron costaleros de la capital granadina y otras ciudade, que ayudaron a nutrir de fuerza el mundo de la gente de abajo. Se pudo ver así en la calle pasos portados de tres formas distintas: a costal, a hombros y con hombres de trono. También fueron novedad algunos acompañamientos musicales. Al acompañamiento en el regreso de los pasos le pusieron música bandas de Motril, Calahonda, Granada, Jaén, Almería e, incluso, Alicante. Así, como es costumbre, al paso de La Borriquita lo acompañó la propia banda de tambores y cornetas de la cofradía, la de Nuestra Señora del Rosario, siendo la Agrupación Musical A. Martínez de Jódar (Jaén) la que fue tras el paso de Jesús orando en el Huerto de los Olivos. De esta misma localidad llegó la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Señora de la Asunción, que marcó el aplaudido andar de los costaleros de Jesús del Perdón, y la Agrupación Musical Nuestra Señora del Mar de Huércal (Almería) puso música al Nazareno cargando su cruz. También sones de agrupación musical sonaron con Jesús de la Pasión y Jesús del Gran Poder, concretamente de las formaciones Nuestra Señora del Carmen de Calahonda y Nuestra Señora del Rosario de Crevillente (Alicante), respectivamente. Desde la capital granadina llegó la Agrupación Musical de la Estrella para ir tras el paso de la Expiración, llegando el recogimiento con el Cristo de la Salud, (portado del modo tradicional directamente sobre los brazos de sus hermanos), el Cristo de la Buena Muerte y el Santo Sepulcro. Finalmente, tras el paso de la Soledad sonaron las marchas interpretadas por la Agrupación Musical Bi Menor de Ítrabo (Granada). Todos estos acompañamientos musicales se incorporaron a los pasos tras concluir los mismos su recorrido oficial y comenzar los regresos hasta los diferentes templos y casas de hermandad.

Antes de ese momento, el extenso cortejo pasó por delante de la tribuna presidencial instalada al pie del Cerro de la Virgen. Allí se encontraban los representantes de la corporación municipal, con la alcaldesa Flor Almón al frente, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Antonio Hernández, y miembros de su junta directiva, y distintos invitados entre los que estaban los presidentes de otras agrupaciones de hermandades, como los de Granada, Almuñécar o Loja, e incluso destacados periodistas cofrades andaluces llegados a Motril este fin de semana para presenciar la procesión.

Entrada ya la madrugada fueron llegando a sus templos y casas de hermandad los diferentes pasos, todos ellos arropados por motrileños y visitantes, abarrotándose las calles del centro como pocas veces se había visto en la ciudad. Mucha gente acompañando el regreso de ‘La Borriquita’, o en el Camino de las Cañas a Jesús Nazareno. También muchos fueron los que acompañaron al paso del Huerto o los que se situaron en la plaza de España para ver el regreso de las hermandades con sede en la iglesia de la Encarnación, siendo este uno de los puntos que más público congregó. El Gran Poder por la calle Monjas o la Soledad entrando a su casa de hermandad fueron también momentos únicos que regaló una noche inolvidable. Lanoche de un día que ha pasado a la historia cofrade de Motril escrito con mayúsculas, desplegando las cofradías muchas horas de trabajo y esfuerzo, tanto en la organización como ayer el transcurrir de la procesión para que se cumplieran los horarios establecidos. A los cofrades ya solo les resta recordar las horas vividas mientras sueñan con una nueva Semana Santa.

Fotos

Vídeos