Los niños aprenden a ser cofrades

Los jóvenes cofrades, por las calles del barrio de la Magdalena. /J. M.
Los jóvenes cofrades, por las calles del barrio de la Magdalena. / J. M.

Más de un centenar de pequeños arroparon a la imagen del Rescate, de pequeñas dimensiones, que posee la cofradía de la Magdalena

JORGE MARTÍNEZGRANADA

«¡Esta levantá va por todos los costaleros de Granada¡». Así les dedicaba la 'llamá' a la cuadrilla infantil de Jesús del Rescate su joven capataz Miguel Plata. Era en la salida de la procesión de niños y jóvenes que cada año organiza la cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate. Más de un centenar de pequeños arroparon a la imagen del Rescate, de pequeñas dimensiones, que posee la cofradía de la Magdalena, donación hace unos años de un cofrade granadino, Joaquín Capel, que tras su fallecimiento quiso depositar en esta cofradía.

Cruz de guía, senatus, estandarte, guión corporativo, Simpecado y otros enseres formaban parte del cortejo, portados también por hermanos de esta cofradía del centro de Granada. «Esto es una maravilla», señalaba uno de los padres que iniciaba a su pequeño en esto de las cofradías. «Estando aquí, están en buen sitio», marcaba otra madre mientras hacía fotografías de su sobrino y su hijo delante del pequeño paso. Respiraderos de estaño, clavel rojo en el calvario, cera sobre candeleros de bronce en las esquinas y costeros y las trabajaderas totalmente llenas de niños que se turnaban para portarlos.

La Policía Local también se sumó a este encuentro de la tradición con las nuevas generaciones y, distribuidos por las calles del barrio que debían ser cortadas, informaban sobre las alternativas. «Es que va por ahí una pequeña procesión de niños y hay que esperar un poquito», señalaba un agente que detenía el tráfico por el espacio de pocos minutos que tardaba en pasar la comitiva. «Las cocheras están libres y pueden entrar y salir», apuntaba a algunos vecinos que querían usarlas en la mañana de ayer sábado. Todo discurrió con normalidad.

Música y cera

No hubo cera en el cortejo, «así es que evitamos problemas», contaba uno de los miembros de la junta de gobierno de esta cofradía, mientras los pequeños daban sus izquierdos, trabajaban las variaciones al entrar en otra calle y realizaban los cambios bajo las trabajaderas. «¡Esta levantá va por todos los cofrades de la hermandad que no han podido venir a vernos!», dedicaba un nuevo trabajo el joven capataz.

La agrupación musical Virgen de las Angustias marchaba tras el paso del Señor del Rescate. 'Alma de Dios' o 'La Saeta' hicieron las delicias de los jóvenes costaleros que comenzaban así a dar sus primeros pasos en estos menesteres. «La Virgen este año no ha podido salir porque el año pasado sufrió algunos desperfectos y no ha podido estar arreglado con tiempo», comentaba uno de los hermanos de la cofradía. Es la imagen de la Virgen de la Esperanza de Embajadores que, bajo su palio verde, deberá aguardar un año más. Al menos el tiempo dejó que los niños disfrutaran con esta iniciativa que se reitera en varios barrios de Granada con sus procesiones infantiles. En el Zaidín, el cortejo de la cofradía de la Redención y en el Realejo, con la Cruz de los Favores, se celebrarán en próximas fechas.

Fotos

Vídeos