La Lanzada regresa a su sede canónica

La Lanzada vuelve a su sede en el Zaidín./Alfredo Aguilar
La Lanzada vuelve a su sede en el Zaidín. / Alfredo Aguilar

La cofradía llevaba desde el pasado Martes Santo en la Catedral tras tener problemas en la sujeción de la cruz al paso del Cristo

R. I. GRANADA

Tras seis días de encierro en la Catedral, La Lanzada ha vuelto a su templo de Nuestra Señora de los Dolores en el Zaidín. Lo ha hecho después de que el Martes Santo la cofradía tuviera que suspender su pentencia por presentar problemas en la sujeción de la cruz al paso del Cristo.

Se veía oscilar la figura de forma ostensible y los responsables de la cofradía confiaban en que se pudiera subsanar en el interior de la Catedral. Pero no fue así y, al poco de entrar en el templo, tuvieron que comunicar a los hermanos que se suspendía la estación de penitencia.

Tras el varapalo para los hermanos de la cofradía, el cortejo se disolvió y nazarenos y costaleros salían compungidos a la calle, con lágrimas en los ojos en muchos casos. Era la primera vez que le ocurría un incidente así a esta cofradía.

Fotos

Vídeos