Levantan, provisionalmente, la prohibición de encender velas durante las procesiones

Levantan, provisionalmente, la prohibición de encender velas durante las procesiones

Por el momento, se recomienda que las cofradías utilicen velas de menor tamaño para que la cera sea más controlable

FERNANDO ARGÜELLES

En la mañana de este martes ha tenido lugar una reunión entre el Ayuntamiento de Granada y la Real Federación de hermandades y Cofradías de Semana Santa de la ciudad de Granada. Como resultado de dicha reunión se han extraído las siguientes conclusiones, según nota remitida por el propio ente cofrade:

"Se creará una comisión de trabajo mixta integrada por Ayuntamiento de Granada y Federación de Cofradías, cuya puesta en funcionamiento es inmediata, al objeto de establecer los cauces necesarios que permitan eliminar las diferencias que han derivado en la situación actual.

De forma temporal y circunstancial hasta que la comisión citada con anterioridad defina la norma de utilización de cera, se recomienda a aquellas hermandades y cofradías próximas a efectuar su salida (ordinaria o extraordinaria) utilicen velas de menor tamaño (tipo camareras) a las que se les pueda acoplar cualquier medio que impida el vertido de cera al pavimento.

En relación con la salida extraordinaria de la Ilustre Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz, prevista para el próximo sábado, 3 de junio, informamos que se ha levantado la prohibición total existente hasta el momento, que impedía encender las velas, siempre que se aplique el contenido del punto anterior (velas tamaño camarera y con los apliques que impidan el vertido de cera al pavimento).

En la reunión, que se ha celebrado en la sede del consistorio granadino, han estado presentes Juan José Ibáñez, responsable de alcaldía, por parte municipal y Jesús L. Muros Ortega, presidente federativo”.

Recordamos que la noche de este lunes se reunían los hermanos mayores y la Federación de Cofradías. En la reunión, todas las hermandades mostraron unidad a la hora de reivindicar la utilización de la cera en sus actos de culto público, y no solo en los de Semana Santa. Así, se recordó desde las hermandades que la liturgia, en torno a la utilización de velas, es la misma en las procesiones de Semana Santa que en las de cualquier época del año, por lo que si se prohíbe para algunos actos entenderán que se prohíbe para todos, y por tanto, si esto fuera así y continuara la prohibición, para Semana Santa podrían, incluso, plantearse medidas más contundentes. “Entendemos que todo esto es un problema únicamente económico, sin embargo, nuestra justificación va más allá, ya que la de nuestros cirios encendidos tiene una significación litúrgica, y si se deja de usar estamos dejando atrás algo que es intrínseco a nuestra existencia. Nuestra petición es clara: solicitamos que, tal y como se hace en el resto de actividades que se realizan en la ciudad, se limpien las calles tras el paso de las corporaciones. Somos los mismos en Semana Santa (con cera encendida) que fuera de Semana Santa (obligados a ir sin cera encendida). Creemos que es una postura coherente. Lamentamos la falta de un diálogo previo Ayuntamiento-Federación, que hubiese acercado posturas y, a buen seguro, aclarara conceptos y posibilitara, con total seguridad, acuerdos. Las hermandades y cofradías de penitencia quieren manifestar que, de persistir dicha prohibición, se reservan el derecho de consultar a sus cabildos generales de hermanos, la toma de decisión de carácter extraordinario”.

También en la reunión se puso de manifiesto el gran malestar existente entre las hermandades por este y otros asuntos relativos a la colaboración del consistorio, recordándose que el problema no está en tirar cera a la calle, sino en no limpiar la misma, ya que en muchas calles de la ciudad el Ayuntamiento aún no ha limpiado la cera de la Semana Santa, a pesar de haber transcurrido casi dos meses. “Es palpable la falta de limpieza en las calles, con cera aún de Semana Santa no limpiada, y que no ha sido generada por las salidas extraordinarias posteriores”. Además, se recordó “la sensación de inseguridad vivida por hermandades en las calles, no solo en las salidas extraordinarias, sino en pleno plan parihuela, en Semana Santa, donde se han atravesado vehículos, interrumpiendo el paso de los cortejos, con el riesgo para las personas que componen los mismos y para aquellos que las ven desde las calles”.

Fotos

Vídeos